Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

El Diluvio Universal, la verdadera historia

Diostuitero nos cuenta la verdadera historia del Diluvio Universal que aparece en la Biblia.

Mosaico del Arca de Noé

Pixabay Mosaico del Arca de Noé

Publicidad

Tras enviar la plaga del Coronavirus y la Filomena ahora toca un diluvio. Todos habéis oído hablar del Diluvio Universal, pero ¿qué dice realmente la Biblia?

El Diluvio Universal fue el gasto de agua más tonto que he realizado. Eran los tiempos del Génesis y decidí darle al reset y eliminar a toda la humanidad. Hitler y Stalin mataron gente, pero a mi lado son dos aprendices.

Como no quería gastar barro otra vez, decidí dejar viva a una familia, la de Noé y sus hijos Cam, Set y Jafet, de los cuales afirmaron los antiguos que descendían por tanto "las tres razas de la Tierra" ( luego se descubriría que hay varias más, y hasta gente transracial).

Como soy muy vago ( solo trabajé seis días) encargué al pobre Noé, un vejestorio de 600 años, que construyese el Arca. La Biblia cuenta que le ordené que metiese dentro una pareja de animales de cada especie, porque tampoco tenía ganas de ponerme a hacerlos de nuevo. Unos párrafos adelante me contradigo y le digo a Noé que "de los animales puros" introduzca siete parejas. ¿Dios contradiciéndose a sí mismo? Es algo que se ve mucho a lo largo de la Biblia. En este caso se debe a que esta parte del Génesis recoge dos tradiciones distintas, una que defendía los sacrificios de animales y otra que no. Así que los defensores de los sacrificios decidieron que de los animales puros, que eran los que se ofrecían en sacrificio, se metieran siete parejas, porque si no cuando bajasen las aguas y Noé ofreciera una pareja en holocausto al Señor nos íbamos a quedar sin esa especie.

No me preguntéis si Noé fue a Australia y volvió para recoger una pareja de canguros, y cómo es posible que sobrevivieran en el Arca especies que solo pueden desarrollarse en ciertos hábitats.

Entraron todos en el arca y al séptimo día liberé las aguas del cielo. Y en cuarenta días lo inundé ( había tardado solo seis en crearlo y ahora para regarlo necesitaba cuarenta, estaba perdiendo facultades). Y ojo, que la Biblia un poco más adelante vuelve a contradecirse y dice que fueron ciento cincuenta.

¡Qué más da! Toda esta historia no es más que un plagio de la Epopeya de Gilgamesh, un famosísimo relato sumerio muy anterior a la Biblia, donde se cuenta la leyenda de Utnapishtim. Esta leyenda narra cómo los dioses, enojados porque los hombres hacían mucho ruido ahí abajo y no les dejaban dormir, deciden exterminarlos con un diluvio. A todos menos a Utnapishtim y su familia. Y la narración de los acontecimientos es muy similar: diluvio, plazos de siete días, Utnapishtim envía pájaros a ver si ya hay tierra seca, el Arca que se detiene en una montaña, sacrifico de agradecimiento al final...

No olvidéis estas bonitas palabras de Pío XII en su encíclica "Humani Generis", de 1950:

"Si los antiguos hagiógrafos tomaron algo de las narraciones populares ( lo cual puede concederse), es preciso recordar que lo hicieron con la ayuda de la inspiración divina."

Amén.

Publicidad