No lo cuenta la Biblia, pero en los tiempos de Moisés le dije que se acercara al chiringuito y allí le entregué dos tablas de surf con los 10 Mandamientos del Verano. Fueron estos:

1. Dirás “qué calor hace” todos los días. Si terminas el verano sin haber dicho ni un solo día que hace calor serás expulsado de la especie humana.

2. No tomarás el nombre de Georgie Dann en vano. Ya vale de menospreciar canciones míticas como “Macumba”, “Cachete, pechito y ombligo” o “La Barbacoa”.

3. Santificarás los festivales musicales de verano, donde harás colas de media hora para pedir un mini de cerveza caliente a 10 euros ( y por supuesto, no te quitarás la pulsera hasta septiembre).

4. Honrarás la operación bikini. Da igual lo delgado o delgada que estés, siempre pensarás que te sobran un par de kilos. Eso, o que tienes los tobillos gordos. No puedo con vosotros, de verdad, ¡estáis hechos a mi imagen y semejanza, así que dejáos ya de tonterías!

5. Preguntarás a tu vecino en el ascensor cuándo coge las vacaciones. Eso, después de de decir qué calor hace.

6. No juntarás chanclas con calcetines, salvo que seas guiri o hipster.

7. Te pelearás con tus compañeros de trabajo por la temperatura del aire acondicionado. Lo que para uno es Marrakech para otra es el Ártico.

8. Te bajarás a la piscina con los apuntes, para volver a subir al cabo de unas horas sin haberlos abierto.

9. Te clavarán como a mí, pero en lugar de en una cruz, en una terraza.

10. Buscarás el wi fi sobre todas las cosas.