Liopardo » Diostuitero

@DIOSTUITERO

Diccionario religioso imprescindible

Selección de palabras que necesitas conocer para poder hablar con propiedad sobre religión.

Leyendo la Biblia

Pixabay Leyendo la Biblia

Publicidad

Estoy algo preocupado porque observo que cada vez más, especialmente los jóvenes, vivís de espaldas a la religión. El paganismo os rodea y compruebo que ignoráis ya hasta lo más básico. Es por eso que he querido en mi post de hoy acercaros algunos términos religiosos, y si os gusta, no descarto en un futuro publicar un diccionario. Aquí van:

Acólito: El acólito ayuda al presbítero y al diácono. Es decir, ayuda a otros dos que tampoco sabéis lo que son.

Agnóstico: Ateo descafeinado. El ateo de Hacendado. Cree en la ciencia y en la lógica pero a la vez teme que después de palmarla haya una vida después de la muerte y aparezca detrás de una nube alguien que le diga que no tenía razón. No le gusta quedar mal.

Anacoreta: Confinado Premium.

Aparición: Suceso sobrenatural en el que Dios, un santo o la virgen se mostraban al mundo, antes de la llegada de los teléfonos móviles con cámara.

Bautismo: Inscripción en mi club. Es mejor hacerlo cuando el sujeto es un bebé, de mayores no se dejan.

Blasfemia: Opinión en contra de todo lo que nos hemos inventado. La mitad de la ciencia y buena parte de los dogmas actuales empezaron como blasfemia. El propio Dios fue acusado de blasfemo cuando predicaba bajo el nombre de Jesús.

Colecta: Crowfunding religioso. En la Iglesia nos hacemos ricos predicando la pobreza. No me digáis que eso no es un milagro.

Corintios: Gente que sufría las cartas de San Pablo.

Dogma: Verdad incuestionable porque en caso de ser cuestionada cae por su propio peso.

Epístola: Carta, pero dicho de forma esdrújula, que siempre queda más fino.

Excomunión: Expulsión del club. Antiguamente en ocasiones se acompañaba con una barbacoa, con el sujeto asado a la parrilla. Hoy por culpa de la libertad de expresión y esas zarandajas ya no se puede.

Hagiografía: Es el relato de la vida de un santo, donde se habla de lo bueno que era y los milagros que hacía, algo así como si le encargas a Marhuenda la biografía de Rajoy.

Nihil Obstat: Expresión latina que significa "nada se opone", que significa que el censor eclesiástico da el visto bueno a un libro y no hay que quemarlo, ni tampoco a su autor.

Nietzsche: Mató a Dios, pero luego Dios lo mató a él. ¡Y ahora qué, listo!

Teología: Filosofía con dibujitos, la ciencia de la nada.

Transfiguración: Jesucristo con filtros. Episodio narrado en el Nuevo Testamento, que cuenta que Jesús empezó a resplandecer en el Monte Tabor. No confundir con transustanciación, que es cuando el pan y vino se convierten en el cuerpo y sangre de Cristo, ni con la transverberación, que es cuando un ángel traspasó con un dardo de fuego a Santa Teresa. A pesar de lo que digan, el mundo "trans" es muy importante en el cristianismo.

Publicidad