@DIOSTUITERO

@DIOSTUITERO

10 curiosidades del Vaticano que seguro que no conocías

@Diostuitero nos descubre sus curiosidades favoritas del Vaticano y no pueden ser más sorprendentes.

@diostuitero | Madrid | 31/10/2018

Vaticano
Vaticano | Wikimedia

El Vaticano es un sitio muy curioso. Empiezas en un pesebre y predicando la pobreza y acabas fundando un Estado con Banco propio y todo. Y encima en Roma, con las putadas que me hicieron los romanos, ¿no había otro sitio?

El Vaticano es el Estado más pequeño del mundo. Solo mi chalet, esa sencilla basílica donde el Papa oficia esas misas fastuosas, ocupa el 7% del mismo. Y si le sumas la plaza, ya tienes el 20%. Vamos, que te vas a dar un paseo y acabas en el extranjero.

De población tampoco andamos muy allá, no llegamos a mil personas, lo cual es bastante lógico porque la mayoría tienen prohibido copular y reproducirse. La nacionalidad vaticana además no se adquiere por nacimiento, sino por concesión, y tratamos bastante mal a la gente que emigra a otro país porque el que se va, la pierde: quien fue a Sevilla, perdió su silla.

En el Vaticano en teoría estamos a favor de la paz, por eso, para despistar, a nuestros soldados les llamamos guardias suizos. Les vestimos de colores y les enseñamos a manejar la espada y la alabarda, que es algo muy útil si acontece un cataclismo nuclear y desaparece toda la teconología. Somos gente previsora. Bueno, algunos de ellos sí llevan armas modernas y van vestidos de civil, son los que protegen al Papa, que somos muy de rezar pero donde esté una buena metralleta que se quiten veinte rosarios.

A pesar de tener unos guardias tan famosos, somos el Estado con la tasa de criminalidad más alta del mundo: ello se debe a la presencia de numerosos carteristas en la Plaza de San Pedro e inmediaciones, que hacen su agosto a costa de nuestro rebaño. Solo tenemos un juez, porque somos más de que sea Dios quien juzgue a todos, y no hay prisiones, porque no nos gusta malgastar espacio.

En el Vaticano somos gente con suerte: una vez nos dio por buscar la tumba de San Pedro y la encontramos justo debajo del altar mayor. Aparecieron sus santos huesos ( era él, no hay duda) y los de un ratón que se había colado por allí a hacer turismo y no debió encontrar la salida. San Pedro, un santo con mascota.

El Vaticano tiene un periódico propio, una emisora de radio y una tele, pero la gente allí prefiere pasar el tiempo descargando porno, como han revelado diversos estudios.

El idioma oficial del Vaticano es el latín, en esto demostramos ser gente moderna y con visión de futuro. Con el latín hemos hecho como con Jesucristo: era un lengua muerta y la hemos resucitado. Hasta los cajeros están en latín. Eso sí, nuestra moneda oficial es el euro, en lo de la pasta tampoco nos andamos con tonterías.

El Vaticano tiene selección de fútbol, pero no estamos apuntados a la UEFA por no abusar, ya que mis muchachos tienen a Dios de su lado y ganarían todos los partidos.

Nuestra forma de gobierno es ejemplar: una teocracia en forma de monarquía absoluta, y el Papa ostenta la plenitud de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Cuando no nos gusta lo que hace lo matamos y elegimos a otro, o bueno, ahora somos más civilizados y nos basta con hacer que dimita. De todas formas muchas veces los cardenales van a su bola y no le hacen ni caso: me recuerda lo que pasaba conmigo y los apóstoles.

Por último, el tema de la igualdad en el Vaticano lo llevamos regular: las mujeres no pueden ser sacerdotes, obispos, cardenales y mucho menos Papas. Tenemos montado un patriarcado de primera categoría.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.