Liopardo » Diostuitero

Liopardo

Clase de angeología

Diostuitero explica las clases de ángeles que hay.

Biblia

Pixabay Biblia

Publicidad

Aunque ahora estén más de moda los vampiros o los Pokémons, hoy os voy a hablar de los ángeles, esas bellas y anodinas criaturas que creé básicamente para no aburrirme y para que me diesen algo de conversación. El resultado no fue el esperado, y al final creé al ser humano, el gran error de mi vida. Como en todas partes hay clases, los ángeles se dividen en varias, llamadas jerarquías. En la primera jerarquía coloqué a los serafines, querubines y tronos, mis ángeles de primera división. Los serafines son los más aduladores de todos: su función principal consiste en cantar eternamente mis alabanzas. Ya sabéis que me encanta que me adoren. Además se ocupan de regular el movimiento de los cielos. Así que si vais en un avión y notáis turbulencias, son ellos, que les habéis pillado justo en el cambio de guardia. Se les representa con tres pares de alas con ojos, que utilizan para cubrirse el cuerpo y el rostro y así protegerse del intenso resplandor que emana de mi presencia. Cuando los creé no se habían inventado las gafas de sol. Los querubines son los guardianes de la luz y las estrellas, y sobre todo, son mi guardia personal, mis guardaespaldas. Pues bien, ¡uno de ellos se rebeló contra mí! ¡Exacto, Satán! Le hice el más hermoso de mis ángeles y así me lo pagó. Por supuesto, le mandé al infierno. Después están los tronos. Se dedican a llevar un registro de las acciones de los hombres. Yo soy omnisapiente, pero a veces tengo mala memoria. Eso lo puede comprobar cualquiera que lea la Biblia, que en unas partes digo una cosa y un poco más adelante la contraria. Se llaman tronos porque su función principal es portar mi trono en el Paraíso, algo así como los porteadores del jefe de la aldea gala de Asterix, Abraracurcix, ese que solamente tenía miedo a que un día el Cielo se desplomase sobre su cabeza. ¡Cuántas cosas en común! A los tronos se les representa como seres inmensos con grandes alas circulares con los colores del arco iris. Es un efecto un poco gay, pero también es verdad que los ángeles tienen mucha pluma. En la segunda jerarquía están las dominaciones, virtudes y potestades. Son algo así como encargados. Reciben órdenes de los ángeles de la primera jerarquía y se dedican a labores de supervisión. Son los ángeles más cutres del firmamento. En la tercera jerarquía están los ángeles que utilizo de mensajeros. Son los principados, arcángeles y ángeles. Los principados se encargan de los asuntos relacionados con las naciones, política, asuntos militares y comercio. A éstos tengo que vigilarles muy de cerca para que no me los corrompáis o me funden su propio partido político. Los arcángeles reciben importantes misiones relacionadas con los asuntos de la humanidad. Por ejemplo, el arcángel San Gabriel fue el encargado de anunciar a mi madre que iba a quedar encinta de mí por obra y gracia del Espíritu Santo, que también soy yo, un mensaje nada fácil de transmitir. Y de propina, le dictó el Corán enterito a Mahoma, o al menos eso dice él. Otro arcángel muy famoso es San Miguel, capitán de mis ejércitos celestiales y que ahora se dedica a la cerveza. Y por último los ángeles, de los que mis favoritos son Los Angeles de Charlie. ¡Hasta la semana que viene!

Publicidad