Todos tenemos un lago angelical y uno diabólico, dos vocecitas en nuestra mente que nos dicen que hacer cuando dudamos. Pero en el fondo sabes que tienes más de uno que de otro y con este cuestionario podrás descubrirlo ¿Eres un ángel o un diablo?