El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno de ansiedad, caracterizado por pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes, que producen inquietud y conductas repetitivas denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada.

Las personas con un gran nivel de TOC tenderán a fijarse más en las pequeñas diferencias tanto de tamaño como de color en este test.