Liopardo » Becaria

@BECARIA

Sexo oral y homosexualidad, delitos sexuales de actualidad

El presidente de Uganda ha prohibido el sexo oral en el país africano.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni

EFE El presidente de Uganda, Yoweri Museveni

Publicidad

"La boca es para comer". Con estas palabras y alguna que otra ordinariez más, el presidente de Uganda ha prohibido el sexo oral en el país africano y ha amenazado con pena de cárcel a sus practicantes autóctonos, hombres y mujeres, sin distinción. ¿Cómo pretenderá controlarlo? ¿Poniendo cámaras en las faringes de sus gentes?

Este buen hombre y probablemente licenciado en Anatomía y Sexualidad por la Universidad de Aravaca, Yoweri Museveni, que lleva 33 años en el cargo, ha incidido en que “la boca es para comer, no para el sexo. Sabemos la dirección del sexo, sabemos dónde está el sexo", "empujas la boca allí, puedes volver con los gusanos y ellos entran en tu estómago porque esa es una dirección incorrecta", y a ver quién se atreve a ponerlo en duda. Esta medida penal abarca a todas las personas, pero si a un sector de población tiene enquistado, hagan lo que hagan y follen como follen, es al homosexual, a quienes considera una gente “asquerosa” y que en Uganda criminaliza con la cadena perpetua o muerte.

Pero la internacionalización de la homofobia va más allá. Estos días también ha sembrado unas palabras de gloria una pseudo doctora de Kuwait, Mariam Al-Sohel, que dice tener la cura de la homosexualidad masculina mediante la aplicación de un supositorio que "extermina el gusano anal que se alimenta del semen" (¡qué obsesión con los gusanos!), así como la homosexualidad femenina, "el tercer género" o "lesbianas carcomidas", como dice ella, utilizando otros métodos avalados por su clínica del delirio mental homofóbico.

Que tampoco nos vamos a echar las manos a la cabeza con la concepción de la homosexualidad en países que nos caen lejos en el mapa, porque no debemos olvidar la que liaron hace unas semanas los señores con sotana del Obispado de Alcalá con unos cursos “para curar la homosexualidad”. ¡En Madrid! ¡En 2019! ¿Qué por que un día del Orgullo Gay y no el "Día del Hetero"? ¿Que por qué?

Parecía un lejano delirio temporal lo que se decía en la época dorada de Franco sobre el sexo oral y la homosexualidad, en la que soltaban glorias como que "las prácticas sexuales de la felación, en su aspecto aberrante, se dan entre individuos de psique-infantilista y se emplea como sustituto de la actuación sexual normal entre los individuos homosexuales, pluralistas, gerontófilos y pedófilos". Y en referencia a la homosexualidad y sus prácticas, considerados los gays unos enfermos, que “la forma de desahogar su morbosidad se limita, en la mayoría de los casos, a una serie de caricias más o menos lascivas y tocamientos practicando la masturbación mutua, la felación, el anilinguo y el coito entre los muslos. El coito anal solamente lo realizan los masoquistas y los amorales de la genitalidad", según un tal Ricardo Blasco Romero en los años 60. Pero, visto lo visto, no hemos avanzado demasiado y corremos el riesgo de volver a 1939. Todo mal.

FUENTE: elPeriódico

FUENTE: laSexta

Publicidad