@BECARIA_

@BECARIA_

Los regalos de Navidad y Reyes que acabarán en Wallapop

Estos son los típicos regalos navideños que acaban siendo vendidos en Wallapop.

@becaria_ | Madrid | 08/01/2019

Niña con regalos
Niña con regalos | iStock

Por fin acabadas las jodidas navidades y sus correspondientes compras por compromiso para Papá Noel y Reyes Magos, toca hacer inventario de los regalos recibidos que te gustan, los que no, y los que devuelves en un arrebato de realidad sincera porque te parecen horrorosos. Qué gran invento el "ticket regalo" para estos casos, ¿pero qué pasa cuando no lo hay y no confiesas que no lo quieres "por no ofender", te da pereza ir a hacer los cambios o se caduca la fecha límite de devoluciones? Pues que muchos de esos presentes acaban en Wallapop...

Cachivaches tecnológicos

Una tablet, un libro electrónico, un reloj cuentapasos con pulsómetro, un móvil de gama chungueras a la altura del Alcatel One Touch Easy... Son los típicos regalos que te hace un tío, bisabuela o primo lejano, que oyeron campanas de que necesitabas algo pero no acertaron ni de casualidad, y en algunos casos quisieron colártelos como nuevos y son de las liquidaciones del MedioMar o Cash Power. Un territorio pantanoso que, ante la inutilidad de tener algún aparato parado y ocupando sitio, se le acaba sacando unas perrillas para 3 o 4 cafés. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Ropa rancia y perfumes por compromiso

Esos pijamas peludos feos a matar, calcetines que no aceptan cambios ni devoluciones, jerseys de académicos pollaviejas que más bien parecen para tu tatarabuelo o perfumes, de supermercado o alta gama, aunque en la familia sepan que te echas 4 gotas en todo el año. Este tipo de artículos no se venden ni por 5 euros; la ropa por fea, las colonias del SatánCor por malas y los perfumes caros porque cualquiera desconfía de su originalidad en un zoco de lo falso como Wallapop.

Regalos insólitos y no esperados

Ese tipo de regalos que no sabes cómo reaccionar, sonríes para no quedar mal, los revisas y llegas a la conclusión de que no los quieres para nada pero no queda otra que fingir que te gustan, pagar la siguiente ronda de tés y cambiar de tema: figuras con connotaciones religiosas como un Buda panzón de la suerte, una figura de madera de una pareja en bolas con las tetas colgonas y un rabo hasta la rodilla de un artesano que no encaja en tu rollo, un trapo con una frase optimista en punto de cruz, un colgante con un pedrusco energético o un amuleto para combatir el mal de ojo. Detalles que posiblemente son comprados en mercadillos, sin ticket de ningún tipo y que el importe pagado por ellos ya naufraga lejos en alguna economía sumergida. O no. Pero no hay posibilidad de devolver, tu madre no los quiere ni regalados y van a Wallapop. Y dos años después los donarás a un zoco solidario de tu calle porque no los has logrado vender. Ánimo.

Libros de autoayuda

Alguien de tu familia o amistades sabe que estás triste y, en vez de invitarte a hablar tomando algo, a un parque de atracciones, monólogo, obra de teatro, fiesta en un club de intercambio de parejas o regalarte un bono para sesiones de terapia psicológica, tuvo la buena idea de obsequiarte con un libro de autoayuda para que "no estés triste". "Anímate". Ante este tipo de regalos vale más no demostrar rechazo, dar las gracias y anunciarlos en Wallapop a 2 o 3€, dependiendo de lo cotizados que estén. Siempre habrá alguien peor que tú. Será una venta segura y un gran 2019.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.