@BECARIA_

@BECARIA_

Paso una semana en Mastodon y me voy sin novio

Así fue la colonización y el posterior éxodo de tuiteros en la red social Mastodon.

@becaria_ | Madrid | 09/10/2018

Becaria en Mastodon
Becaria en Mastodon | @becaria

Era la crónica de una muerte anunciada. Al poco de iniciarse la colonización española en la red social Mastodon, justo una semana después, se dio por firmaba la necrológica de esta ocupación con el éxodo de la mayoría de tuiteros españoles que emprendieron camino con el billete de vuelta. Y menos mal que se lo sacaron con antelación, por si acaso.

LA LLEGADA A MASTODON

El 1 de octubre fue un gran día porque suponía, por fin, entrar en una red social con la misma gente que en Twitter, pero sin aparentemente censuras ni bloqueos. Aunque con el marcador del perfil a 0, sin toots, sin seguidores ni seguidos. Tod@s empezamos sin nada, hasta el @norcoreano sintió en sus carnes la sensación de, por un momento, no tener ni un follower. Ahora tiene casi 800 followers pero no tootea desde que en el último sarao tootero pilló tres venéreas (o eso cuenta en su último toot de hace tres días).

Norcoreano en Mastodon | @norcoreano

La necrológica de @norcoreano en Mastodon.

Un drama. El desembarco supuso romper un nuevo virgo de la comunicación digital. No tardamos en acostumbrarnos a expresarnos desde la app nativa de Mastodon o simplemente a pelo desde el navegador, sin sonidos de alertas ni un CEO inquisidor y censor. Ese era Eugenio, un emprendedor del código con barra libre que le pilló desprevenido el desembarco de unos colonos un poco intensos pero, sobre todo, hambrientos de libertad y sosiego en idioma forastero.

LA ESTANCIA EN MASTODON

Entrando a ratos esporádicos, personalmente, entre el trabajo de oficina, ignorando al jefe y dejando "para luego" el trabajo acumulado de una semana, no he llegado a 200 followers. Mi mayor viral ha sido un toot con 8 retoots y 16 favoritos, y nos hemos hecho followback varios mastodontes que en el templo tuitero nos hemos pasado ocho años ignorándonos.

Becaria en Mastodon | @becaria

Mi gran viral en Mastodon con un total de 8 retootazos.

La convivencia en Mastodon ha magnificado las simpatías con quienes en Twitter no hubo nunca ni medio fav. Ha sido como cuando coincides en el portal con un vecino y no te saluda, pero si os veis en Benidorm, te da hasta un abrazo.

El punto álgido del clímax social se produjo el jueves cuando se popularizó el hashtag #nudesformastodon de usuarios mostrando fotos en bolas, mayormente de maromos con el culo peludo sin ningún pudor. Aquello parecía el museo de historia natural de Londres, no se veía semejante baraja de tíos en bolas desde que el bloqueador de publicidad de Google Chrome vetó los banners de la red de contactos de chicos Grindr. Un despiporre 2.0 sin igual.

EL BAJONAZO, MUERTE Y DESTRUCCIÓN

Desde el fin de las glaciaciones y, en segundo lugar, la gran marcha de Twitter a Quitter, no se experimentaba semejante migración de usuari@s de una red social a otra. En las instancias de Mastodon casi alcanzamos una semana, en Quitter no duramos ni cuatro días, al menos emocionalmente.

Aunque me voy de Mastodon sin novio uno de mis logros destacados es que he hecho trasvase de follows canalizados hacia Twitter, ante la amenaza de Eugenio de cobrar por seguir usando su espacio. Y, lo mejor, es que hasta he ganado un lector valenciano que se compró mi libro recién salido al mercado tras una gestión a través de varios toots.

Becaria en Mastodon | @becaria

Allá donde fueres, haz lo que vieres: mi playmobil de guerra para cazar mastodontes.

Ya no quedan casi cazadores en los nodos de esta orgía digital, quedando Mastodon en el cajón del social media de lo mermado para enterrar en el panteón de otras redes fosilizadas como son el chat de Terra, el IRC Hispano, Fotolog y el foro cesado de Vogue.com.

Nada es para siempre, pero que nos quiten lo cazado.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.