@BECARIA_

@BECARIA_

Mail a mi jefe: yo paro el 8M

@becaria_ manda un mail a su jefe explicándole por qué se unirá a la huelga feminista del 8 de Marzo.

@becaria_ | Madrid | 05/03/2019

Manifestación en Madrid por el Día Internacional de la Mujer
Manifestación en Madrid por el Día Internacional de la Mujer | EFE

De: La Becaria

Para: Mi Jefe

Fecha: 05 de marzo de 2019

Asunto: Huelga Feminista 8M

Hola, estimado jefe. Como ya te habrás imaginado, el 8 de marzo no me verás en mi puesto de trabajo. Te lo comento para que lo apuntes en tu agenda y no cuentes conmigo para nada de esas cosas "urgentes" y "para ya" a las que estás acostumbrado sin tener en cuenta mi labor, jornada de trabajo ni tiempo de ocio y descanso. Todo a cambio de un salario emocional y de casi 0 euros. Sé que no te gusta que las mujeres de la empresa hagamos huelga porque eres de la opinión que "las cosas se arreglan trabajando", aunque seas el primero que no diferencia un contrato a jornada completa por 1.200€ de un contrato en prácticas por tres meses no remunerado. Vale, este día no cobraremos nuestro jornal proporcional por no venir a la oficina, pero trabajaremos desde la calle, de fuera hacia adentro y no desde dentro hacia ninguna parte. En mi caso, sentada en una silla rota y con la mesa coja reciclada que me colocaste como oficina el primer día que llegué a la empresa. Mi día a día en tu oficina colindante, separada de ti por un muro de pladur aún más inquebrantable que el famoso techo de cristal. Solo te pido que el viernes de huelga ningún compañero haga mi trabajo, que seguro que se estropea algo y no estaré presencialmente ni en diferido para arreglarlo.

Sí es cierto que lo que me vas a descontar de mi suelto no será un gran importe, debido al salario emocional que en mi renovación me asignaste tomándote por tu propia mano un Estatuto de Trabajadores inventado. Pero confío en que merecerá la pena. Mira unos ejemplos; hace no muchos meses, las kellys de Bilbao consiguieron un aumento de salario del 48% después de muchas movilizaciones, igual que la plantilla de H&M, que también logró mejoras salariales después de ponerse en huelga. Que ese mítico “girl power” no quede en papel mojado ni en el estampado de sus camisetas con lentejuelas. Bueno, volviendo a lo nuestro. Ha pasado un año desde la anterior huelga y sigo cobrando una miseria, a pesar de esos euros que tuviste a bien otorgarme en la nómina emocional, pero toma nota de todas las cosas que quiero que recuerdes con mi huelga este 8M para el resto del 2019 y años sucesivos, hasta que algo mejor nos separe:

* No me metas tanto la cara cuando estés analizando conmigo un informe como si fueras a meterme la lengua hasta la tráquea.

* Preocúpate menos por las lámparas de la sala de reuniones y revísate más lo del techo de cristal.

* Respeta mi horario. No molestes con mails ni Whatsapps fuera de hora y con exigencias.

* No presiones con tareas ajenas a mi responsabilidad y otras cosas imposibles.

* No me turras la cabeza con esos chistes de la caverna sobre mi ropa o sobre el escote de las compañeras y clientas tetonas que pasan por la empresa.

* Relaja tu paja mental sobre mis posibilidades de quedarme embarazada porque esté en edad fértil.

* Págame lo que merezco por mis horas trabajadas, y que sea equivalente a las de mis compañeros con mismo cargo y responsabilidades.

* Y dame de alta en la Seguridad Social por mi tiempo real trabajado. Defraudar al Estado también te puede llevar a la cárcel.

Estas son mis reivindicaciones laborales con respecto a ti. Para todas las demás protestas, nos vemos en las calles. Y haz algo, que de ser un jefesaurio también se sale.

Recibe un fuerte abrazo (imaginario para que no te aproveches).

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.