Liopardo » Becaria

@BECARIA_

Ideas de regalos para que te deje tu pareja

Estos son los regalos que tienes que hacerle a tu pareja estas navidades.

Regalos

Pixabay Regalos

Publicidad

Estas navidades, aunque también en cualquier fecha del año, si sientes que tu relación de pareja ha muerto definitivamente y no sabes cómo decírselo, turrón y cuenta nueva, házselo saber con un último regalo. No es la opción más adulta y madura, pero entre que lo piensas, investigas en Internet, lo compras, lo envuelves y le haces entrega de él, ya has vivido tu experiencia más apoteósica del año a riesgo de no saber cómo será el posterior espectáculo. Aquí van unas ideas a falta de una fluida comunicación:

Un "No me olvides"

Si quieres que salga por patas de la relación, regálale una pulsera tipo esclava de plata que lleve grabado "No me olvides" en una caja de cartón con corazones del bazar chino. Es importante que tu pareja deteste el romanticismo y le salgan sarpullidos con las ñoñerías para que no le queden ganas de pedir explicaciones. Infalible en estos casos. Begoña, ¡huye y no mires atrás!

Alargador de pene

Igual le ofende, ¿pero quién ha salido indemne de una ruptura? Un alargador de pene con un videotutorial de Youtube con ejercicios para estirarlo puede significar mucho o no significar nada, pero el mensaje ya está enviado y hecho el daño. Este regalo está especialmente indicado para los machotes que consideran su pene el centro del universo y de la actividad sexual, que no ven más allá meter, sacar y eyacular, y al terminar te preguntan: "Marisa, ¿te has corrido?". Mira, déjalo, demasiado has aguantado ya.

Un dildo de cincuenta centímetros

Si tu pareja te humilla recordándote todo el día el tamaño de tu pene, el cual no brilla por sus generosas dimensiones, sin poner en valor ninguna de tus bondades sexuales, no te lo pienses y mándala de paseo al Tigris. Sean cuales sean las intenciones al mencionarte lo pequeña que la tienes de forma nada constructiva, no te lo pienses y regálale un dildo con forma de pene realístico de inhumanas proporciones para que busque la satisfacción en tu ausencia. Sé fuerte, David. No necesita un ‘post it’ para captar el mensaje, ni tampoco necesitará nada más para tapar el vacío que le dejas y que nunca fuiste capaz de llenar.

Una caca del whatsapp

Estás con alguien que se pasa el día consumiendo literatura de autoayuda para la autorrealización personal y para ser cada día más optimista, resiliente y feliz, y te amarga la vida intentando corregir tu pesimismo con frases baratas, obligándote a ver videos infumables de psicología positiva y autosuperación, leer artículos y libros nocivos para la salud mental. Vives entre libros con portadas infantiles e inmaduras, cojines de corazones y nubes con sonrisas, tazas que te invitan a tener un gran lunes y demás parafernalia de persona triste y tarada que se cree feliz, y tú ya no soportas más tonterías. Zanja la relación dejándole en el sofá un peluche con la caca del Whatsapp que le equilibre el karma y corre lo más rápido que puedas, cámbiate de número de teléfono y, a poder ser, el nombre y los apellidos en el Registro Civil. ¡Suerte!

Publicidad