Después de la apoteosis de lo extraterrestre en las décadas de los años 60 y 70, la Marina de los Estados Unidos ha reconocido ahora, por primera vez en la Historia, la existencia de unos "fenómenos aéreos sin identificar" por unos supuestos ovnis sobrevolando el espacio aéreo norteamericano en 2004 y 2015. ¿Habrán venido a ajustar cuentas pendientes por la apropiación cultural hecha desde la Tierra? Los fanáticos de lo marciano están viviendo un momento histórico en su afán por acercarse a nuestros supuestos vecinos los aliens, tanto que el pasado 20 de septiembre se vivió un asalto al Área 51 por parte de 3.000 personas con máscaras alienígenas y sombreros con papel de aluminio para liberar a los extraterrestres “secuestrados” por el gobierno estadounidense. Un intento frustrado y acabado con cinco detenidos, uno por orinar en la verja que separa la realidad de la conspiración.

Y, hablando de ovnis, aliens y sexo, cabe resaltar que, con el anuncio realizado en julio de este evento masivo para liberar a los extraterrestres en el Área 51, en Pornhub se han disparado desde entonces las búsquedas de sexo con alienígenas, pasando de 0 a 160.000 en los primeros días. El porno en su categoría extraplanetaria no había experimentado en la historia tantas variantes en sus búsquedas.

Los alienígenas están en nuestras pantallas, eso está claro. También están entre nosotros, y hay quien dice que también dentro. Muy adentro. Aunque la verdad no está ahí dentro, ni fuera, ni en ninguna parte. Estos seres serán un producto de la imaginación y las consultas psiquiátricas el mejor sitio para tratarlas. Hay quien asegura que han llegado incluso a intimar, a follar. Otros simplemente han denunciado agresiones sexuales cósmicas que en ninguna comisaría admitirían como real. En cualquier caso, estas son algunas de las historias de secuestros sexuales por extraterrestres a humanos contadas cuando no teníamos móviles para documentarlas y otros relatos más actuales y no menos perturbados:

Agricultor secuestrado por una alienígena sexy

La de Antonio Villas Boas, un agricultor brasileño, es una de las abducciones más contadas en los libros de apariciones y secuestros extraterrestres. Esta supuesta aparición tuvo lugar en 1967 mientras trabajaba sus tierras. Villas Boas avistó una bola de luz roja y frente a él aterrizó una nave en forma de huevo con una cúpula giratoria. Salió de su tractor y echó a correr, pero fue perseguido por cinco seres de ropa ceñida en color gris que le dominaron y le transportaron a bordo de su aparato espacial, donde le extrajeron sangre y fue utilizado sexualmente por una bella alienígena. Según su testimonio: "Su cuerpo era el más hermoso que había visto en mi vida. Era esbelta y sus pechos se mantenían erguidos y bien separados. Su cintura era estrecha, el vientre plano, las caderas bien desarrolladas, los muslos robustos. Me miraba todo el tiempo como si quisiera pedirme algo". Los tripulantes de la nave, después de utilizar su cuerpo, le devolvieron la ropa y lo echaron sin contemplaciones.

Una historia extraída de “Avistamientos, secuestros y encuentros en la Tercera Fase” (1992) de John Spencer.

Vaquero colombiano y su triple ligue extraterrestre

Una historia muy similar a la de Villas Boas, por sus tintes rurales y la erotización de las alienígenas, la protagoniza Liberato Aníbal Quintero, un colombiano que en los años 70, en una noche de inquietud camino de las cuadras de sus vacas para comprobar que estaba todo correcto, fue captado para un momento de intimidad sexual con unas marcianas. El secuestro se dio por unos seres de menos de metro y medio de altura, de cara aplastada, con pómulos muy salientes cejas muy espesas y ojos redondos y saltones, entre los que había unas "mujeres" de largas melenas, quienes le introdujeron en una nave con forma de huevo de gallina. La parte más sexual de su relato corre a cargo de tres extraterrestres femeninas que, según dijo Liberto en una de sus sesiones de hipnosis, “estaban completamente desnudas, y adoptaban posturas provocativas e invitadoras, como si quisieran darme a entender que estaban dispuestas a lo que fuese”, y sintió el flechazo con una de ellas que "tenía unos pechos perfectos y se dejó hacer". "La besé de los pechos hacia abajo y entonces observé que no tenía ombligo. Me puse tremendamente excitado y la poseí. Era extraordinariamente velluda, tenía las piernas muy cortas y unas hermosas caderas. Ella se puso a emitir una serie de gruñidos que parecían el ladrido de un perro, y le respondieron con ladridos similares emitidos por otros seres como ella que estaban en la nave”, destacó en sus declaraciones. Se siguieron sucediendo los contactos entre varias tomas de una “pócima amarillenta que restauraba su vigor” y mantuvo relaciones con las tres alienígenas alrededor de unas tres horas, una con cada una. Liberato despertó desorientado en la hierba de sus cuadras y fue corriendo a contarle lo sucedido a Brunilda Aguirre, su mujer, quien reaccionó con ataques de celos cuando se le cuestionaba por lo acontecido a su marido con las ocupantes de la nave ovoide.

Una historia extraída de “Secuestrados por extraterrestres” (1981) de Antonio Ribera.

Desvirgado por una alienígena

Una historia actual es la de David Huggins, un señor de casi 80 años que asegura haber perdido la virginidad a los 17 años con una extraterrestre. El encuentro íntimo se produjo en 1961, cuando este hombre vivía en la granja de sus padres en Georgia. Según cuenta en un documental titulado "Love and saucers", no era la primera vez que se encontraba con seres de otros planetas, pues llevaba viendo criaturas extrañas desde que era niño. Hasta que un día, de paseo por el bosque en plena adolescencia, fue sorprendido por una extraterrestre que lo sedujo y tuvo lugar la desfloración entre humano y alienígena. "Yo pensaba que perdería la virginidad en el asiento trasero de un Ford o un sitio parecido, pero no fue así", según Huggings, quien también asegura que estas visitas y relaciones sexuales con las entidades alienígenas continuaron durante su edad adulta. La diferencia entre este contactado y otros, es que él pinta los polvos cósmicos y asegura ser el padre de cientos de bebés extraterrestres. Este buen hombre es el Julio Iglesias de las galaxias y sus hijos ya se deben de medir en vías lácteas.

Violadas por aliens para crear una raza híbrida entre humana y extraterrestre

Reciente es también el caso de varias mujeres norteamericanas que aseguran haber sido captadas por estos seres de luz alienígenas para extraer su ADN y crear en sus naves seres híbridos entre extraterrestres y humanos. Una de estas supuestas violadas y líder del movimiento, Bridget Nielson, ha comentado sobre las espontáneas relaciones con los aliens: "Fue genial, una experiencia increíble, súper animal, súper sexual. Fue totalmente libre y yo estaba a favor. El sexo fue el mejor que he tenido. Estaba en un gran salón con otros humanos cuando, de repente, me senté al lado de una criatura con forma de reptil verde. Me sentí muy excitada y, al poco tiempo, empezamos a hacer el amor delante de todos. Todos nos vieron. Parece una locura, pero sucedió realmente". La realidad es que esta mujer irlandesa se dedica a dar charlas de autoayuda magufa y neohippismo, clarividencia con éteres espirituales, comunicación con seres de dimensiones superiores, plantas y cristales, y dice ser embajadora de ET en la Tierra. Un fraude ampliando círculos de chaladas que fusiona maternidad con el fenómeno alien.

Y sin mucho más que añadir, a ver si nos extinguimos ya.