@BECARIA_

@BECARIA_

Las cinco mayores curiosidades de la sexualidad oriental

Descubre de la mano de @becaria_ las curiosidades sexuales orientales más sorprendentes.

@becaria_
  Madrid | 11/06/2019
Estatuas en Khajuraho, India
Estatuas en Khajuraho, India | Pixabay

El Tantra y el Tao son filosofías orientales milenarias, de la India y China, respectivamente, que en sus vertientes sexuales buscan potenciar la sexualidad mediante unas profundas conexiones entre cuerpo y espíritu. A priori, cualquier cosa que implique mejorar la sexualidad propia, en pareja o en grupo, parece algo muy interesante, pero a medida que vas investigando, te puedes encontrar por el camino grandes delirios que más que enfocar tu energía sexual para alcanzar el éxtasis, se te acaba haciendo bola de la risa en el segundo chackra (dicen que en total tenemos siete), un punto imaginario entre el pubis y el ombligo que llaman el “chackra sexual”. La expresión “no me cuentes cuentos chinos” es algo que viene muy a cuento, valga la redundancia, cuando te pones a indagar y descubres cosas como estas:

Diccionario sexual oriental

El Tao, a pesar de ser más antiguo que los bosques, ofrece un lenguaje sexual mucho más refinado que el que aquí utilizamos para referirnos a los genitales y a la sexualidad en general. Si lo tomas al pie de la letra, puedes acabar sumergida en una situación que no sabrás si estás representando una obra de teatro mitológica o follando de verdad. Al útero lo llaman palacio ovárico; a los pechos, campanas del amor; a los testículos, bolas de dragón; a la excitación de la mujer, hervir el agua; a la felación, tocar la flauta; al orgasmo, la marea alta. Pura poesía para los sentidos, y para nuestra genitalia.

Saludo al sol con la vagina

 

En algunos tratados de taoísmo sexual hablan de la importancia de darte baños de sol con los rayos apuntando a la vagina para recargarla de energía creativa y llenar el útero de bienestar y calidez. Dicen que el chackra sexual está vinculado con la creatividad. Total, que llevamos toda la vida pensando y creando con el órgano equivocado. La realidad es que exponer las mucosas vaginales al sol puede provocar unas quemaduras que no te dejarán energías entre ir al médico, a la farmacia a por potingues y luego contarlo a tus amistades y que se rían de ti en tu cara.

Saludo al sol anal

 

Otra técnica para purificar el cuerpo interior y exteriormente, es tomar baños de sol anales. Sí, con el sol apuntando al ojo negro. Aseguran que la contemplación del sol lo liberará de la enfermedad y de los microbios, evitando el padecimiento de hemorroides, cáncer de colon o de ano. Todo apunta a que no hace falta ser proctólogo ni médico de cabecera para deducir que quizás tampoco sean del todo recomendables estos enemas de sol espirituales para las mucosas del respetable culo.

Menstruar en el campo y regar las plantas con la regla

Los orientales hacen mucho hincapié en la conexión de cuerpo con espíritu y con la naturaleza, que a su vez enraíza con la sexualidad de las personas. Una manera de hacerlo es regando el campo, el huerto y las plantas con la propia menstruación para sentir ese contacto directo con la Pachamama, con la Madre Tierra. Quizás las plantas puedan crecer sedosas y brillantes con las propiedades del fluido menstruante, pero de ahí a mejorar tu sexualidad tomando consciencia del poder del néctar mensual de tu útero y el contacto profundo con la Tierra, sin duda, hay que echarle mucha imaginación. Parecer ser que menstruar en la tierra es una práctica bastante extendida en ciertos círculos místicos. Y tú pensando que los tomates ecológicos que compras a 10 euros el kilo eran una buena idea.

Reflexología genital

 

La reflexología es una técnica sin ningún rigor científico que trabaja en distintas zonas del cuerpo a partir de unos puntos reflejos en los pies, las manos o los genitales. Sí, dicen que al estimular ciertos puntos del pene o la vagina, se masajearía otros órganos del cuerpo como los pulmones o los riñones, contribuyendo de esta manera a un mejor funcionamiento general. De todas formas, si eres hombre y estás enfermo del corazón, igual no es la mejor idea que vayas al cardiólogo y le saques el pene “porque un libro de sexualidad taoísta decía que la patata vital está en el glande”. La única verdad universal es que después de un buen orgasmo, la sensación de bienestar general puede abarcar a todo tu cuerpo, y ya.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.