Unos buzos se encontraban observando de cerca a unos tiburones tigre que se alimentaban de un cachalote descompuesto en las costas de Oahu, en Hawái. De repente los animales empezaron a abandonar el lugar rápidamente por la presencia de un tiburón de mayor tamaño que se acercaba a toda velocidad.

Y no era un gran tiburón blanco cualquiera. Según el biólogo marino y conservacionista Ocean Ramsey, que se ve en el vídeo, el tiburón en cuestión era Deep Blue. Se cree que la criatura de más de seis metros de largo es una de las más grandes jamas registradas y grabadas en vídeo.

"Cuando llegamos allí por primera vez había un montón de tiburones tigre festejando con el cadáver y de repente todos se alejaron nadando, probablemente sintiendo lo que se acercaba", dijo la mujer.

El tiburón de 50 años, y de 2.5 toneladas, nadó junto a los buzos, aparentemente más interesado en inspeccionar el cadáver de la ballena.

Los tiburones grandes blancos son poco comunes en las cálidas aguas de Hawái, dijo Ramsey, pero el hambre podría haber expulsado al tiburón de su zona de confort.

Los funcionarios estatales de vida silvestre acudieron a Facebook para disuadir al público de acercarse al cadáver de ballenas en descomposición y la vida silvestre que atrae, advirtiendo que un tiburón puede confundir a los buzos como alimento.

© amburr / Newsflare

VER MÁS: ¡Acechando!

VER MÁS: ¡Ataque salvaje!