Una serpiente pitón parecía haber mordido más de lo que podía masticar cuando trató de comerse un murciélago entero.

La serpiente hambrienta luchó por tragarse al mamífero alado que colgaba de un árbol en Brisbane, Australia.

El cazador de serpientes de Redland, Tony Morrison, capturó el momento en que la enorme pitón de la alfombra se llevó al murciélago a lo alto de un árbol.

Con su cuerpo enrollado alrededor del animal muerto, la serpiente intentó tragárselo de un sólo bocado.

Pero las afiladas garras y las alas puntiagudas del murciélago representaban un problema para la pitón que no conseguía entender a esta comida incómoda.

Tony explicó: "No pudo pasar de las alas, así que después de media hora simplemente dejó caer al murciélago en el suelo".

"Eventualmente trasladamos la serpiente por el camino hacia el monte, porque estaba en un área donde los niños cruzarían para llegar a la escuela".

VER MÁS: ¡Ups!