El gigantesco animal notó que un Toyota gris se acercaba en una curva en Nakhon Rathashima, al noreste de Tailandia, el martes 29 de octubre por la tarde.

El cabreado elefante pisoteó el vehículo y se arrodilló en el capó antes de caminar detrás y colocar su enorme cuerpo sobre la parte trasera.

El sorprendido conductor Phassakorn Niltarach se quedó agazapado detrás del volante mientras la bestia rompía el vidrio y abollaba la carrocería.

El vehículo finalmente logró avanzar después del brutal ataque que duró más de un minuto. Se escucha a la mujer que grabó el video diciendo "¿estás loco?" y después agrega: "Deberías haberte ido antes de que el elefante tuviera la oportunidad de hacer eso".

Hablando después, la mujer, que quería permanecer en el anonimato, dijo: "Estaba sorprendida cuando el elefante caminó hacia el coche y me sorprendió aún más cuando el intentó sentarse encima".

"Es una suerte que el conductor haya logrado escapar de manera segura. Quiero que esto sea un ejemplo porque la gente debería mantenerse alejada de los elefantes. Pueden parecer amigables pero podrían hacerte daño", sentenció.

Los guardabosques en el Parque Nacional Khao Yai dijeron que el elefante era un macho de 35 años llamado Deu. Advirtieron a los conductores que tengan mucho cuidado al conducir por las carreteras de montaña por donde suelen deambular los elefantes.

VER MÁS: ¡Sexo fallido!

VER MÁS: ¡Descubren a un bebé rosa!