Una mujer aterrorizada fue atacada por una pitón mientras estaba sentada en el baño de su casa en Bangkok, Tailandia.

La madre de dos niños, llamada Anna Sittiwichai y de 50 años, gritó de dolor cuando el reptil de 10 pies de largo hundió sus colmillos en su muslo y se enroscó alrededor de la pierna.

La mujer agarró la cabeza del pitón para tratar de quitarla mientras intentaba asfixiarla. La ama de casa temía que la serpiente pudiera matarla y tragársela entera.

Su hija de 24 años, Chunya, y su hermano Top, escucharon los gritos de pánico de su madre y se apresuraron a ayudarla. Posteriormente, ambos golpearon a la serpiente con un martillo antes de cortarle el cuello para desactivar la amenaza.

En el vídeo podemos ver unas imágenes que muestran el baño salpicado de sangre después del ataque de la serpiente el pasado 12 de enero. Los equipos de rescate llegaron poco después y arrastraron al feroz reptil, que sobrevivió, a la calle donde lo metieron en una bolsa y lo llevaron.

Este viernes, Chunya ha declarado que "escuché a mi madre gritar y pensé que estaba siendo atacada. Mi hermano y yo entramos corriendo y había sangre por todas partes mientras la serpiente intentaba matarla".

Chunya dijo que su madre estaba tratando de arrastrar a la serpiente fuera de su cuerpo mientras hundía sus colmillos más profundamente en su carne. A diferencia de las cobras, las pitones no son venenosas y dependen de sofocar a sus víctimas mediante estrangulamiento para matarlas.

© Newsflare

VER MÁS: Le gasta una broma a su mujer al darle de comer un pepino con una serpiente escondida dentro