Liopardo » Animales salvajes

MOZAMBIQUE

Tiburones caníbales: El vídeo en el que un tiburón zombi a medio comer continúa cazando

Un científico español ha capturado las sangrientas imagenes de un tiburón cazando presas a pesar de haber perdido una gran parte de su cuerpo devorada por otros tiburones.

Caters News

Publicidad

Un científico español ha capturado las sangrientas imagenes de un tiburón cazando presas a pesar de haber perdido una gran parte de su cuerpo devorada por otros tiburones.

Este es el asombroso momento en que un investigador español vio un tiburón que todavía estaba cazando a sus presas para comner a pesar de estar "medio comido".

El científico, que estaba liberando un tiburón oceánico de punta negra en el mar, se quedó atónito al ver a la bestia herida mutilada en un ataque caníbal.

El Dr. Mario Lebrato, de 35 años, de España, dijo que capturó las imágenes increíblemente raras frente a la costa de Mozambique.

Cuando él y su grupo liberaron al tiburón, un grupo diferente de tiburones apareció en la zona, se lanzó sobre él y le causaron una serie de heridas fatales.

Según el investigador, fueron varios tiburones toro, algunos de los cuales pesan la friolera de 300 a 400 kilogramos.

A pesar del ataque y de que una gran parte de la parte inferior de su cuerpo había desaparecido, el tiburón continuó luchando por su vida mientras se lo veía alejarse nadando.

El Dr. Lebrato explicó que el tiburón luchó durante unos 20 minutos antes de ser vencido por sus heridas.

Añadió: "Los tiburones se comen a los tiburones, eso es bien conocido, pero es muy difícil de filmar y documentar".

En 2020 se volvieron virales las impactantes imágenes en las que un tiburón emerge de las profundidades para devorar a otro tiburón.

El impactante clip, que se grabó frente a las costas de Miami, Florida, muestra a una mujer pescadora intentando subir al barco un tiburón toro que acababa de pescar cuando de repente un tiburón mucho más grande sale de las profundidades para devorar la cola del tiburón enganchado al anzuelo de un bocado.

Sorprendentemente, el tiburón enganchado continúa revoloteando sin cola incluso cuando otros tiburones comienzan a rodear el agua sangrienta para sumarse al festín.

Publicidad