En una expedición en las aguas de la isla Lady Elliot de Australia, un buzo se encontró con un gigantesco pez macho de más de 3 metros de longitud. Se trataba de una mantarraya gigante, la especie de mayor tamaño, y que a diferencia de sus parientes, carecen de un aguijón venenoso. Pero este manta grande, era distinta a las demás, porque era rosada.

La criatura fue apodada Inspector Clouseau, en referencia al personaje inmortalizado por Peter Sellers en la serie de películas de 'La Pantera Rosa'.

El animal fue avistado por primera vez en 2015, y en un primer momento los científicos supusieron que el inusual color de su vientre podía deberse a una mutación genética o a una infección de piel, según Australian Geographic.

Fue un examen posterior de una pequeña muestra de piel realizada por científicos del Proyecto Manta, de la Universidad de Queensland, el que reveló que no se observaban "diferencias genéticas a nivel de la población general" de estos animales.

"la coloración es solo una expresión anómala y única de la melanina de la piel de este animal", sentenciaron los científicos.

Kristian Laine, el autor de las espectaculares fotografías que puedes ver en el vídeo, al principio pensó que el extraño color del vientre de la manta se debía a un mal funcionamiento de su cámara.

Fue en tierra cuando al inspeccionar bien las imágenes y consultar en Internet descubrió que se trataba de la famosa mantarraya rosa que había sido bautizada como Inspector Clouseau en 2015.

VER MÁS: Un ángel de mar