Liopardo » 8 cosas

CORONAVIRUS

8 historias positivas para empezar la semana con una sonrisa

En medio de toda incertidumbre siempre se pueden sacar cosas positivas. Hemos querido recopilar ocho historias de superación, amor y risas.

Abuelo con su nieto

Pixabay Abuelo con su nieto

Publicidad

La crisis del coronavirus está dejando todo un reguero de noticias dramáticas cada día que pasa. La televisión, la radio y la prensa se inundan de un ir y venir de ambulancias, fallecidos y análisis sobre las consecuencias económicas que tenemos por delante.

Sin embargo, también existe otra cara. La de la solidaridad en tiempos de confinamiento, la de los recuperado que por fin pueden respirar aliviados, deseando abrazar a los suyos; o la de un abuelo alegre por estar con su nieta. Poco a poco la positividad y el vaso medio lleno va haciéndose un hueco.

Hemos recopilado ocho historias de verdadera alegría que van a sacarte una sonrisa y hasta alguna lágrima.

1. La primera historia nos lleva hasta Sevilla donde las monjas del convento de San Leandro han dejado una divertida imagen para el recuerdo. Las religiosas han jugado un partido de baloncesto en el patio del convento dando una lección insólita sobre la importancia de que mente y cuerpo deben intentar mantenerse en forma durante la cuarentena.

 

2. De Sevilla nos vamos hasta Houston, Texas, donde vive Brandon que esta semana ha cumplido 12 años. Su padre Jody se ha lamentado por no poder darle una fiesta de cumpleaños en condiciones, pero ha ideado una fantástica manera de satisfacerle. Brandon es un gran aficionado a la geografía así que ha pedido a los usuarios de Twitter que digan de donde son para que apunte las ciudades en su particular mapa. Su felicidad ha sido máxima al ir conociendo tantos lugares. Ha recibido mensajes hasta de Pyongyang, en Corea del Norte.

 

3. Y para sofocar el aburrimiento algunos están llevando a cabo creatividades verdaderamente admirables. Es el caso de Paco, el abuelo de Mónica quien, para matar el tiempo, construye aviones con latas recicladas de piña. Aficionado a la aeronáutica desde pequeño, Paco se ha vuelto un auténtico coleccionista de aviones. Con ello se entretiene y ameniza las jornadas de confinamiento.

 

4. Y de un abuelo pasamos a otro. En este caso hablamos de Florencio quien ha dado una autentica de lección de supervivencia y fortaleza. Tras superar la etapa de posguerra en España un cáncer de leucemia ahora ha conseguido superar el coronavirus. Toda una lección de vida y superación con la que sus nietos han bromeado: "Coronavirus ha cogido a Florencio".

 

5. La siguiente historia llega desde Pontevedra. El periodista Xavier Fortes, que reside en Madrid, recibía la alegre noticia de que su mujer está curada de COVID-19. Todo tras un mes en el que ha tenido que permanecer aislada de sus hijos y sin poder ver a su marido más que por videoconferencia. Una buena noticia que sin duda va a reconfortar y aumentar sus ganas de abrazarles.

 

6. Y si de originalidad durante la cuarentena se trata, que hablen los vecinos de Vilanova y la Gertrú, a una hora de Barcelona, quienes organizaron una comida puerta con puerta. Todo ello con el objetivo de acompañar a Giuliana, una mujer de 76 años, quien vive sola en su piso. Fue entonces cuando Lucia y Javier, sus vecinos de la puerta de enfrente, aceptaron su oferta de comer juntos pero distanciados el domingo de Resurrección. Con las puertas abiertas y la comida en el rellano gozaron de un maravilloso momento compartido que ha enamorado a las redes.

 

7. El enternecedor momento en que una hija consigue, tras un mes sin poder hacerlo, dar un fuerte abrazo a su madre. Se trata de una enfermera puertorriqueña que está al pie del cañón en la lucha contra la enfermedad. Atusada de protectores y cubierta de plástico, su hija corre a abrazarla con una intensidad fulgurante que ha dejado sin palabras.

 

8. Toda una calle se convierte en una fiesta desde el confinamiento de sus casas al ritno de Chio Bayo.

 

VER MÁS: ¡Besa a su dueña!

Publicidad