Liopardo

Liopardo

8 tipos de siesta que todos hemos dormido alguna vez

Descubrimos los 8 tipos de siesta más míticos que todos hemos dormido alguna vez.

Siesta
Siesta | Pixabay

Si hay algo en que los españoles seamos los mejores del mundo y no tengamos rival es la siesta. El arte de dormir un rato después de comer para descansar y afrontar así la tarde con las fuerzas necesarias es uno de nuestros mejores inventos. La palabra tiene su origen en la hora sexta romana correspondiente a las 12 del mediodía con respecto al sol, alrededor de las 14:00, momento en el cual los monjes hacían una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas. Personajes como Albert Einstein cantaron sus alabanzas y Winston Churchill, que aprendió la costumbre en Cuba, fue un entusiasta cultivador de la misma. Nuestro premio Nobel, Camilo José Cela, ensalzó el noble arte de la siesta asegurando que había que hacerla "con pijama, Padrenuestro y orinal".

1. Siesta relámpago: Ese momento en que estando en clase, el trabajo o en el transporte público te duermes dos minutos, el tiempo justo para tener un sueño.

2. Siesta Pit-Stop: Esa siesta corta de 20 minutos que si te sale bien es lo mejor que hay pero que si no consigues dormirte del todo terminas volviendo al trabajo cansado y cabreado.

3. Siesta mañanera: Algunos la llaman del carnero otros del burro, del canónigo o del monje. Nos referimos a la siesta de antes de comer, un delicioso placer que es muy difícil disfrutar ya que choca directamente con nuestras horas de trabajo o estudio.

4. Siesta del abuelo: Cuando te sientas delante de la tele después de comer sin intención de dormir una siesta pero terminas cerrando los ojos involuntariamente y cabeceando sin querer.

5. Siesta Falete: Esas siestas calurosas de las que por alguna razón te levantas más pegajoso y sudado que Falete. Si se tiene tiempo una ducha es lo mejor tras este tipo de siesta.

6. Siesta resacosa: Esa siesta de sabado o domingo por la tarde tras una noche de fiesta. Te tumbas en el sofa después de comer y dormitas intermitentemente durante toda la tarde.

7. Siesta que se te va de las manos: Pensabas dormir sólo media hora pero se te va de las manos. Dos horas después abres el ojo miras el móvil y tienes 80 wassaps y 20 llamadas perdidas. Finalmente te vuelves a dormir otro rato.

8. Siesta zombie: También llamada "pijamera". Cuando te metes en la cama a las 4 o 5 de la tarde con la intención de dormir tres horas y te levantas desorientado, aturdido y sin poder articular palabra.

BONUS TRACK: La siesta perfecta, esa rara avis de las tardes no es un mito y existe de verdad. Esa siesta que dura exactamente entre media hora y una hora, justo lo que te proponías, sueñas algo bonito, te levantas descansado, despejado y con toda la tarde por delante para hacer cosas productivas.

 

VER MÁS: Explora un gigantesco hotel abandonado

Liopardo
 Madrid | 26/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.