Quien no disponga de un afilador sólo tiene que utilizar una taza -una de esas tazas temáticas que a todos nos han caído o en un amigo invisible o que hemos comprado de souvenir en un pueblo costero- y le damos la vuelta. A continuación agarramos el cuchillo por el mango y lo deslizamos de arriba a abajo por el canto de la taza unas cuantas veces. Recopilamos este truco y otros siete más para que sepas como cortar tomates cherry, separar la clara de la yema y evitar que el aguacate se ponga marrón. 1 Como afilar un cuchillo

 

2 Cortar tomates cherry por la mitad

Imagen no disponible | Montaje

3 Chocolate caliente hecho con Nutella

 

4 Sella bolsas con una botella de plástico

Imagen no disponible | Montaje

5 Separar la yema de la clara

 

6 Para que el aguacate no se ponga marrón

Imagen no disponible | Montaje

7 La manera rápida de pelar una naranja

 

8 Así deberías comerte tus cheetos