A estos amigos peludos no les ha quitado la cama cualquiera, sino unos pequeños felinos. Se adueñan a sus anchas de su territorio y estos se quedan sin un lugar donde poder descansar. Pobrecitos ¿no? Nosotros hemos recopilado para ti las escenas más graciosas de esta situación ¡Mira, mira! 1. ¡Qué te quites! 2. No me queda otra... 3. ¡Pff! Que pesadito el gatete...pues le quito su cama 4. Que me echa...que me echa...¡Lo ha conseguido! 5. Él me ha ganado 6. ¡No me quita la cama nadie! 7. Bueno, en el fondo no me molesta tanto... 8. Sin embargo, al final...acaban quitándonos la cama ellos a nosotros