A veces el encuadre de una foto nos puede jugar una mala pasada. Sino nos fijamos a la hora de apretar el disparador de la cámara pueden desaparecer cabezas, aparecer piernas o algún codo mal colocado se convierte por arte de magia en teta. Estos son 8 ejemplos de fotos que tendrás que mirar con atención por que no son lo que parecen.