Dejar a un niño sólo con su perro o gato puede ser algo divertido pero peligroso. Estos ocho ejemplos demuestran lo que pasa cuando dejas a tus mascotas con tus hijos. 1. Compartiendo la comida

Liopardo | Liopardo

2. Yo no lo hice. Fue el perro.

Liopardo | Liopardo

3. Vuelves a casa y te encuentras esto

Liopardo | Liopardo

4. Dejas a tu hija 20 minutos con tu perro y pasa esto

Liopardo | Liopardo

5. Algo tramaban esta niña y su perro durante una hora en la habitación

Liopardo | Liopardo

6. Sólo estábamos jugando

Liopardo | Liopardo

7. Este perro tiene mucha paciencia

Liopardo | Liopardo

8. Lo ha dejado muy bonito

Liopardo | Liopardo