A menudo nos creemos que conforme vamos cumpliendo años hay ciertas cosas que no podemos hacer. Lo que no sabemos en muchas ocasiones es que la edad no es más que un número y que podemos ser eternamente jóvenes si queremos. Estas ocho imágenes demuestran que lo importante es tener un espíritu joven, que somos tan viejos como nos propongamos ser y que no hay nada que no podamos hacer, todo es cuestión de ponerle ganas a la vida.

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje