¿Quién no ha soñado con poder dormir en cualquier lugar? Pensar: "quiero echarme una cabezadita", y no poder por estar lejos de tu cama. Pues, por si los gatos no eran bastante felices con su tranquila vida, también son capaces de dormir en cualquier rincón. Suben, bajan, saltan, se retuercen...los gatos se mueven por sitios que ni siquiera imaginamos y, por supuesto, no podía ser de otra forma cuando se trata de la postura para dormir. Éstas son las más raras, en los lugares más extraños, en los que los mininos descansan de tantos mimos y ronroneos.

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje