Lo que iba a ser una preciosa y entrañable sesión de fotos en familia, acabó convirtiéndose en un momento gracioso pero algo embarazoso para estos padres. Los bebés son adorables, pero cuando sienten la llamada de la naturaleza no lo pueden controlar. Si en anteriores noticias os mostramos cómo un bebé recién nacido se mea en sus padres y como otro se caga en la espalda de su padre, ahora hemos recopilado las ocho mejores instantáneas que algunos pequeños nos han regalado.

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje