Doreen Seidel es una de los pilotos preseleccionadas para participar en la F1 femenina.

A los 23 años la universitaria Doreen se convirtió en modelo de Playboy y fue portada del año en 2008.

Aunque su mayor pasión siempre ha sido la velocidad: "Entrar en un deporte donde dominan los hombres no importa".

Doreen responde así a los críticos: "¿Por qué no puede ir unido tener un cuerpo bonito con ser piloto de carreras?", se pregunta.