Publicidad

CHOCÓ CONTRA UNA ROCA MIENTRAS ESQUIABA EN LOS ALPES FRANCESES

El accidente más mediático y misterioso de la historia: ¿qué ocurrió el 29 de diciembre de 2013 con Schumacher?

Cientos de reportajes y noticias han rodeado el accidente de esquí que sufrió hace cinco años Michael Schumacher en Méribel, en los Alpes franceses. ¿Qué ocurrió el 29 diciembre de 2013? El secreto alrededor de ese fatídico día sigue siendo total.

Redacción | Madrid
| 03.01.2019 16:32

29 de diciembre de 2013. Entre los miles de esquiadores que ese día disfrutan del esquí en los Alpes Franceses hay una persona muy especial: el hepatcampeón del mundo de F1, Michael Schumacher.

Esquiador experimentado, el 'Kaiser' disfruta de una de sus pasiones sin poder saber que ese día su vida cambiará para siempre. En una bajada, el piotlo de F1 se estrella contra un roca, quedando inconsciente y teniendo que ser evacuado a un hospital de Grenoble. Allí fue operado de urgencia y se le indujo un coma.

A partir de ahí, todo está envuelto en un tremendo secretismo. Nadie sabe realmente lo que ocurrió ese día. Se dice que su mujer tiene en su poder la grabación del accidente, captada por la GoPro de Schumacher.

Pero tras cinco años muy poco se sabe de 'Schumi'. Y es que el heptacampeón del mundo de F1 siempre fue muy celoso de su intimidad, una norma que su familia ha seguido al pie de la letra con él.

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.