Carlos Sainz, durante la clasificación del GP de Brasil

Publicidad

SALE 15º EN BRASIL

Sainz: "Era prácticamente imposible luchar por estar en Q3"

Carlos Sainz no tuvo la máquina adecuada para hacer frente a la clasificación de Brasil. El madrileño echó en falta más potencia en su Toro Rosso para poder luchar por cotas más altas y cayó en Q2 con un 15º puesto. "Había opción de lluvia, pero hice una vuelta sin errores. Con tanta pendiente se notan esos caballos que faltan", dijo.

agencias | Madrid
| 12.11.2016 19:05

El piloto español de Fórmula 1 Carlos Sainz (Toro Rosso) restó importancia a la decimoquinta plaza lograda en la clasificación en el Gran Premio de Brasil, afirmando que "era prácticamente imposible" luchar por entrar en la última tanda de calificación por los diez primeros puestos.

"En este circuito era prácticamente imposible pasar a la Q3, como en Austin y México. En la subida con tanta pendiente es donde más se notan esos caballos que nos faltan. Quedar decimotercero y decimocuarto entraba dentro de lo que esperábamos", afirmó tras la segunda serie de clasificación.   

Por último, Sainz destacó la falta de "variedad" en la estrategia y deseó una carrera sobre mojado: "Había posibilidad de lluvia en el ambiente, pero he hecho una vuelta sin errores. Es raro no mejorar tiempos desde la Q1 y es algo que tendremos que analizar", respondió.

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.