Fernando Alonso, en acción en Indianápolis

Publicidad

500 MILLAS DE INDIANÁPOLIS | INDYCAR

Una rotura de motor acaba con el sueño de Alonso en las 500 Millas de Indianápolis

El piloto asturiano abandonó a 21 vueltas para el final cuando rodaba en cuarto lugar al romperse el motor Honda de su monoplaza. Fernando Alonso brilló en su primera actuación en la IndyCar liderando la carrera en varias vueltas y rodando con los mejores.

Efe | Madrid
| 28.05.2017 21:57

El piloto español Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula Uno, rompió el motor Honda de su monoplaza a falta de 21 vueltas para la conclusión de la edición 101 de las 500 Millas de Indianápolis.

Alonso, a pesar de su lógica decepción, salió del coche saludando al público del Indianapolis Motor Speedway y mostrando el pulgar hacia arriba en señal de satisfacción por su actuación personal.

El asturiano ocupaba la cuarta plaza tras superar las primeras 100 vueltas al circuito, el ecuador de la carrera, solo por detrás del brasileño Helio Castroneves y los estadounidenses Ryan Hunter-Reay y Alexander Rossi, todos ellos campeones en alguna ocasión de esta carrera.

El ovetense, que partió desde la quinta plaza, llegó a liderar la carrera tras las primeras 55 vueltas, momento en el que un espectacular accidente protagonizado por Scott Dixon, que vio cómo su monoplaza volaba por los aires tras chocar con Jay Howard, detuvo la competición.

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.