Nico Rosberg, con Hamilton

Publicidad

DICE QUE EN SU CABEZA PERDIÓ "TRES VECES EL MUNDIAL"

Rosberg: "Hamilton condujo como una abuela en Abu Dabi"

Nico Rosberg ha lanzado una pulla a Hamilton tras haber ganado su primer Mundial. El alemán ha reconocido que no sabe que tenía su "querido compañero" en la cabeza para ir tan despacio en Abu Dabi, a la vez que admite que cuando se midió con Verstappen fue de los momentos "más intensos" de su carrera.

redacción | Madrid
| 16.12.2016 11:46

Mucha tensión y nervios tuvo que pasad Nico Rosberg en Yas Marina. El alemán, que llegaba con el título dependiendo de sí mismo, reconoce que la de Abu Dabi no fue ni mucho menos un camino de rosas para él. Se llevó el Mundial, pues hizo lo que debía hacer, pero Hamilton estuvo a punto de sacarle de sus casillas por su ritmo lento, tal y como dice en 'The Straits Times'.

"No sabía lo que mi querido compañero tenía en su cabeza, pero iba como una abuela. Cuando yo no podía adelantarle ralentizaba el ritmo, y cuando podía pasarle iba más deprisa. Fue inteligente", confiesa Rosberg.

Además, Nico admite que "en tres ocasiones" llegó a perder el título en su cabeza: "Cuando mi ingeniero me dijo que debía adelantar a Verstappen no era lo que yo quería escuchar. Es de los más complicados de pasar y viví uno de los momentos más intensos de mi carrera".

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.