Michael Schumacher, durante un Gran Premio

Publicidad

SU TRATAMIENTO COSTARÍA 55.000 EUROS A LA SEMANA

Michael Schumacher no está postrado en una cama ni necesita de una máquina para sobrevivir, según la prensa inglesa

Michael Schumacher sigue dando pasos en su evolución tras el accidente sufrido hace cinco años. El alemán, según Daily Mail, no necesitaría de tubos ni de máquinas externas para mantener sus constantes vitales, y tampoco estaría postrado en una cama. Jean Todt, presidente de la FIA, confirmó que vio el GP de Brasil con el Kaiser.

redacción | Madrid
| 17.12.2018 16:17

Muy poco se sabe del estado de Michael Schumacher y de cómo evoluciona tras el accidente que sufrió en 2013. Hace cinco años, el alemán casi pierde la vida tras una caída esquiando que hizo temer lo peor sobr el heptacampeón de la Fórmula 1. Hoy, a finales de 2018, el Daily Mail apunta a que el Kaiser estaría consciente y que no necesitaría ni de tubos ni de máquinas externas para sobrevivir, y que tampoco estaría postrado en una cama.

El alemán, que reside en la mansión suiza de Gland, necesitaría eso sí de atención médica y de un tratamiento que a la semana costaría unos 55.000 euros.

Jean Todt, presidente de la FIA, confirmó que vio el GP de Brasil con Michael Schumacher en su casa, lo que vendría a decir que el legendario piloto de F1 está consciente.

Publicidad

El recado de Honda a Fernando Alonso

El dardo envenenado de Honda a Fernando Alonso en Twitter tras la victoria de Verstappen

"¡Es un motor de GP2!" dijo Fernando Alonso por radio tras explotar debido al bajo rendimiento de su monoplaza en 2015 durante el GP de Japón, la casa de Honda. Pues bien, tanto escoció ese mensaje del asturiano que la escudería aún se acuerda, casi cuatro años después, para dejarle este recado tras la victoria de Verstappen en el GP de Alemania.

Max Verstappen, durante el GP de Alemania

Verstappen reina en el caos de Hockeheim; gran carrera de Sainz, que termina quinto

Max Verstappen consiguió cruzar la meta del GP de Alemania de Fórmula 1 en primera posición, en un Gran Premio que se volvió loco debido a la lluvia y los numerosos accidentes. Gran carrera de Carlos Sainz, que terminó quinto, y de Sebastian Vettel, que salía último y terminó segundo.