El primero de los matices corrió a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Málaga, un acompañamiento magistral que dotó temas tan conocidos como 'Escándalo', 'Yo Soy Aquel' o 'Escándalo' de un cariz superior gracias también a ricos arreglos electrónicos.

Esta revisión de los temas que le han dado a Raphael tantas alegrías están recogidas en su último álbum 'RESinphónico'. Y la acogida de este nuevo trabajo del artista jienense que lleva subido a los escenarios prácticamente 60 años ha sido espectacular en Starlite. Raphael cuenta con un público entregado, que lo adora y lo sigue con mucho cariño. Que se levanta de su asiento cada vez que concluye una canción. Que canta de principio a fin todas las canciones y espera con expectación el siguiente tema de un concierto de casi dos horas y media de duración.

Numerosos amigos y seguidores de Raphael se acercaron hasta La Cantera para acompañarle en su concierto de Marbella. Actrices como Antonia San Juan, Natalia Verbeke, Norma Ruiz, Leticia Dolera y Susi Sánchez; el actor Fernando Andina, el director de cine Félix Sabroso, las presentadoras Ivonne Reyes y Sara Escudero, la empresaria Arancha de Benito, la modelo Vania Millán, el coreógrafo Poty Castillo, los cantantes Miguel Poveda, Juan Peña y Vicky Larraz; la colaboradora de televisión, Fiona Ferrer, la periodista Ana García Lozano, el director de El Español, Pedro J. Ramírez, el ex tenista Manuel Santana, Cari Lapique, Carmen Lomana y Olivia de Borbón no quisieron perderse el fabuloso recital del cantante, actor y empresario andaluz.

Considerado por el propio Raphael como uno de los discos más importantes de su carrera, 'RESinphónico' es una reinvención y revisión de lo ya vivido. Una mirada al pasado para traer sus canciones de antaño al más palpitante de los presentes y convertirlas en un completísimo espectáculo incapaz de pasar inadvertido. El show dio comienzo con 'Infinitos Bailes' y continuó con aclamados temas como 'Promesas', 'Digan Lo Que Digan', 'Volveré A Nacer', 'Que Sabe Nadie' y un largo etcétera de grandes éxitos.

Raphael reservó momentos más íntimos y emotivos con 'Los Hombres No Lloran', la interpretación -solo al piano- de 'Por Una Tontería' o los temas cantados con el único acompañamiento de una guitarra 'Gracias A La Vida' y 'La Quiero A Morir'. "Esta es una radio de esas antiguas, de cuando se escuchaba buena música como la de Carlos Gardel", manifestaba un Raphael emocionado justo antes de cantar a dúo -con la grabación de la canción de Gardel- 'Volver'. Y a continuación seguía cantando otro tango, esta vez con nombre de mujer, 'Malena'.

Varios han sido los puntos extraordinariamente álgidos del concierto. El primero de ellos se desató al acorde inicial de 'Mi Gran Noche', tema en el que incluso se atrevió a coger la batuta para dirigir a la Orquesta Sinfónica, sustituyendo momentáneamente al director, Rubén Díez. Volvió a hacer lo mismo en 'Escándalo', pero esta vez en lugar de batuta utilizó sus expresivas manos para llevar los acordes al lugar indicado.