Publicidad

SANFERMINES 2018

Todo preparado en Pamplona para el primer día de San Fermín

Pamplona comienza sus fiestas más famosas después de que el chupinazo haya dado inicio a San Fermín 2018, una fiesta que, por encima de polémicas, tiene como objetivo que todas las personas que participen en ella disfruten de forma libre y en igualdad.

antena3.com | Madrid
| 06.07.2018 09:54

Este viernes de nuevo el blanco y rojo han inundado la Plaza Consistorial para recibir "las mejores fiestas del mundo", en palabras del alcalde, que además han comenzado "de la mejor manera posible" porque los encargados de prender la mecha del cohete han sido los integrantes de'Motxila 21', el grupo musical de la Asociación de Síndrome de Down de Navarra.

Con el chupinazo se ha dado paso a nueve días de fiesta ininterrumpida para los que el Ayuntamiento ha elaborado un programa con casi 490 actos, en los que las citas tradicionales con los encierros, con San Fermín, la comparsa de Gigantes y Cabezudos o los fuegos artificiales, se completan con actividades para todas las edades.

En las horas previas, la llegada de las fiestas se ha reflejado en las calles, con la preparación en la cuesta de Santo Domingo de la hornacina que acogerá la imagen de San Fermín a la que se canta antes del encierro, las compras de última hora en establecimientos dominados por el blanco y rojo, y con una intensa actividad de descarga de suministros en los establecimientos hosteleros.

Servicios como la consigna ya se han habilitado para recibir a los miles de visitantes que se espera que comiencen a llegar, muchos de ellos a través del tren, para lo que Renfe ha reforzado con 35.200 plazas adicionales todos los trenes con entrada y salida de Pamplona entre los días 4 y 16 de julio.

Los llamamientos a disfrutar de las fiestas hacen estos días especial hincapié en la participación de las mujeres a las que desde las instituciones y colectivos se anima a "ocupar las calles y las noches", porque son sus fiestas también, remarcan.

En esa línea, el colectivo feminista de Navarra, con "décadas de lucha contra las agresiones sexistas", y movimientos populares han rechazado iniciativas propuestas en las redes sociales "sin consenso, sin contraste alguno y sin un objetivo claro", que consideran una "injerencia externa" y en algunos casos "oportunista" que "debilita" su labor.