Los Planetas sobre el escenario

Publicidad

SONORAMA-RIBERA | RAPHAEL, IVÁN FERREIRO Y NIÑOS MUTANTES, LOS MÁS ESPERADOS

Los Planetas ‘hipnotizan’ al Sonorama con sus clásicos de siempre

Los Planetas protagonizaron este miércoles un arranque del Sonorama con luces y sombras. La fiesta de bienvenida tuvo como único escenario el Ribera del Duero, con buena acústica y sin excesivas colas para acceder al recinto.

Pablo Lázaro | Madrid
| 14.08.2014 17:57

El público, algo escaso al principio, tardó bastante en calentarse, y recibió al grupo estrella de la noche algo frío, pero los ánimos fueron de menos a más, llegando a su punto álgido cuando Los Planetas se decidieron a deleitar a sus incondicionales con sus clásicos de siempre.

Los granadinos empezaron con algo de retraso y a medio gas, y se resistieron hasta 45 minutos en darle al público lo que pedía: sus grandes éxitos, encabezados por su primer álbum, ‘Súper 8’. Grandes temas como 'Un buen día', 'Qué puedo hacer', 'Alegrías del incendio', 'Ya no me asomo a la reja', 'Nunca me entero de nada' o 'Pesadilla en el parque de atracciones' hicieron furor entre los más madrugadores del festival, que reclamaron y consiguieron que Jota y los suyos volvieran hasta en dos ocasiones al escenario para poner el colofón final a dos horas de intenso concierto.

El jueves promete una afluencia masiva de público, con Niños Mutantes, Iván Ferreiro, Egon Sonda, Elefantes y, sobre todo, Raphael, como los grandes protagonistas de la jornada. Posiblemente la más esperada por los asistentes, especialmente después de que el cantante de Niños Mutantes haya insinuado en su página oficial de Facebook que ya no es tan imposible su esperado dueto con el de Linares.

Por la mañana, los asistentes han podido disfrutar de las valientes propuestas de grupos como The Bright, Bravo Fisher!, Joe la reina, Bestlife, Margot, Stone Pillow y Proyecto Solaz en los escenarios callejeros de la Plaza del Trigo y la Plaza de la Sal. The Bright ha sido el encargado de romper el hielo con muy poco público, pero en apenas media hora han conseguido abarrotar la plaza del Trigo, que se ha mantenido así hasta la última de las actuaciones matutinas, como aperitivo para la gran noche del Sonorama.