Los de Montreal tardaron muy poco tiempo en meterse a público y crítica en el bolsillo gracias a su personal propuesta musical a caballo entre el pop más oscuro y barroco y el dance-rock, siempre con un despliegue instrumental incomparable.    Todos sus miembros son multi-instrumentistas y, por eso, en sus shows no faltan las baterías, los bajos, pianos, violines, violonchelos, acordeones "y un sinfín de instrumentos que hacen de sus conciertos una experiencia única".

Arcade Fire

Todos sus miembros son multi-instrumentistas y, por eso, en sus shows no faltan las baterías, los bajos, pianos, violines, violonchelos, acordeones "y un sinfín de instrumentos que hacen de sus conciertos una experiencia única".

El cuarto álbum de Arcade Fire, "Reflektor", fue publicado en octubre de 2013 y alcanzó el número 1 en las listas oficiales de Reino Unido y USA y encabezó las listas de iTunes en 40 países. El influyente debut de la banda, "Funeral" (2004), fue aclamado por la crítica y recogido en las listas de Álbumes de la Década de 'Pitchfork', 'Guardian', 'Mojo' y 'Rolling Stone'.

Su sucesor en 2007, "Neon Bible", debutó en el número 2 en Reino Unido y también en el Billboard Hot 100. Ambos discos fueron nominados a Mejor Álbum Alternativo en los Premios Grammy después de su publicación.

En 2011, la banda ganó el Disco del Año en los Premios Grammy con su tercer disco de estudio, "The Suburbs" (2010), antes de recibir los premios al Mejor Grupo Internacional y al Mejor Álbum internacional en los BRIT Awards de 2011.