Publicidad

VISITA AL ZOO

Una niña hace frente al ataque de un león en Nueva Zelanda

Aunque entre la niña y el animal había un cristal de seguridad que impedía el contacto, la pequeña no se inmuta cuando el león reacciona a sus muecas pataleando el cristal con todas sus fuerzas.

Al parecer el león enfureció ante las muecas de la pequeña y reaccionó poniéndose en pie sobre sus patas traseras y pataleando el cristal de seguridad de la jaula.

Pablo Hatton, director del zoológico, declaró al New Zealand Tribune que aunque "la niña pareció sorprenderse un poco al principió en ningún momento llego a estar asustada". Una reacción curiosa teniendo en cuenta las dimensiones del felino.

Publicidad