Publicidad

¿Quién no ha jugado de pequeño a simular situaciones con las estatuas que se encontraba de paseo? Ese juego no se limita exclusivamente a audaces críos. Un grupo de personas se ha retratado fingiendo diferentes situaciones con las estatuas que se encontraban en su camino.

Desde un hombre fingiendo ser golpeado por un ángel de mármol hasta otro que inspecciona los interiores de un ciervo, pasando por un niño que es bateado por un jugador de baseball hasta Spiderman cazado por una estatua de bronce.