Imagen de la pareja en el hospital

Publicidad

SEGÚN RECOGEN VARIOS MEDIOS ESTADOUNIDENSES

Dona parte de su hígado a una desconocida y acaban prometidos

Una joven de Chicago con una grave enfermedad, una dolencia hepática, recibió un trasplante de un hombre a quien no conocía, un compañero de trabajo de su primo, quien le salvó la vida al serle implantado el 55% del hígado del donante. El largo proceso hizo que ambos se enamoraran y ahora planeen su boda para el próximo octubre.

La historia de Heather Krueger y Chris Dempsey es una de esas historias de película.

Los médicos diagnosticaron a Heather una grave enfermedad, concretamente una dolencia hepática, cuya única cura era un trasplante. Familiares y amigos de la joven se hicieron las pruebas, pero ninguno era compatible de Heather.

Sin embargo, uno de sus primos no se rindió, y comentó con sus compañeros de trabajo lo que le ocurría, de modo que uno de ellos, chris, se ofreció a ayudar. Las pruebas, que se las realizó en enero de 2015, salieron bien y Chris se convirtió en un magnífico donante para Heather. Este proceso hizo que ambos empezaran a conocerse, antes de la cirugía y poco después formalizaron su relación.

Los médicos implantaron en marzo el 55% del hígado de Chris en el cuerpo de Heather. La difícil intervención hizo que los dos tuvieran que quedarse ingresados durante semanas en el hospital, lo que provocó que se conocieran detenidamente.

Tanto es así que, el pasado mes de diciembre, Chris le pidió matrimonio en un restaurante de Chicago y ella aceptó sin dudarlo. Ahora, planean la boda para el próximo octubre.