Una pelea derivada de las flatulencias de un pasajero provocaron que un avión tuviera que hacer un aterrizaje de emergencia en un vuelo que iba de Dubái a Ámsterdam.

Los tripulantes del avión, de Transavia Airlines, presuntamente no hicieron caso a las quejas de varios pasajeros, que protestaban por las flatulencias de otro viajero, y ello derivó en una pelea.

Según informa Metro, el piloto advirtió a los pasajeros de que, o cesaban su actitud, o tendrían que bajar del avión, y debido a que el altercado continuó, hizo un aterrizaje de emergencia en Viena, donde dos hombres y dos mujeres tuvieron que abandonar la aeronave. Las mujeres habían increpado durante el vuelo a uno de los hombres por sus continuas flatulencias, y le habían pedido que cesara o lo hiciera en el baño, pero ante la negativa del hombre comenzó una acalorada bronca entre todos que derivó en el aterrizaje en Viena.