SIMPLEMENTE "IMPREVISIBLE"

SIMPLEMENTE "IMPREVISIBLE"

La labor tras las cámaras durante una retransmisión en directo de los encierros de San Sebastián de los Reyes

¿Conoces la parte de dentro de una retransmisión en directo? Desde Antena 3 contamos y enseñamos cómo es por dentro. Presión, estrés, rapidez, agilidad y adrenalina, son algunas de las palabras que podrían definir la importante labor que hay detrás de las cámaras.

Los encierros de San Sebastián de los Reyes son un espectáculo digno de ver. Sin embargo, no todo el que quisiera puede asistir. Al igual que en estas fiestas, también pasa en muchas otras, pero desde que apareció la televisión y la retransmisión en directo esto ya no es ningún problema. El despliegue de un numeroso dispositivo se traslada al lugar del espectáculo y desde una unidad móvil empieza a girar el engranaje.

Con más de cincuenta personas, tanto delante como detrás de las cámaras, se ejecuta el trabajo cuidadosamente e intentando mantener una completa coordinación. Uno de los equipo de Antena 3 que, durante la semana de encierros de San Sebastián de los Reyes, está cubriendo el evento y retransmitiendo en directo cuenta cómo es el día a día en este trabajo.

Por un lado, apasionante. Retransmitir en directo puede provocar una sensación de "adrenalina", pero tal y como cuenta la periodista Beatriz Solano, es una "adrenalina bonita". Poder informar a las personas de lo que sucede al momento es intenso. Sin embargo, no todo siempre sale a la perfección. La coordinación es primordial y, aún estando todo el equipo compenetrado al 100%, pueden haber problemas. Son los llamados 'fallos del directo', imprevisibles.

La solución a estos momentos de crisis es "mantener la calma", explica Juan Manuel González, subdirector de realización. Pues, si uno expresa su bloqueo y saca a la luz su nerviosismo, puede ser catastrófico. Los nervios se contagian y por ello hay que mantener la calma, para que el resto del equipo no entre en pánico.

¿Qué posibles problemas pueden surgir? El fallo de una cámara o micro, una noticia de última hora y que no llegue la información a todo el personal de trabajo... González asegura que "es imprevisible. Puede pasar de todo".

A pesar de los nervios, la presión o la complejidad de coordinar a más de 50 personas (cámaras, técnicos de imagen y sonido, producción, periodistas...), el trabajo no cesa y termina saliendo bien. La agilidad mental y la capacidad de reacción es clave, además de conocer bien el trabajo que hay que desempeñar.

Andrea Doménech | Marta Cejudo | Madrid | 29/08/2018

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.