Publicidad

ENTREVISTA EN ESPEJO PÚBLICO

Rabell: "Hemos sido víctimas de unas elecciones polarizadas entre el 'sí' y el 'no'"

El líder de Cataluña Sí que es Pot ha bromeado con que "estamos casi a punto de sufrir una crisis de identidad", ya que los independentistas le sitúan en el bando del 'no', y viceversa. Por ello, sostiene que "nos situamos en la defensa del derecho a decidir, que los catalanes en un referéndum acordado manifiesten su posición respecto a la situación con España". Sobre una alianza de izquierdas, asegura que era la idea, "pero los resultados no nos dejan en una buena posición para liderar eso actualmente".

Lluís Rabell, candidato de Cataluña Sí que es Pot, ha explicado que "los resultados están muy lejos de lo que pretendiamos, queríamos irrumpir en el Parlament con un grupo consistente y respaldado para polarizar una nueva mayoría y liderar una propuesta de cambio".

En una entrevista en Espejo Público, Rabell considera que "hemos sido víctimas de unas elecciones extremadamente polarizadas entre el 'sí' y el 'no', y hemos tenido dificultades para colocar nuestro discurso social".

Apunta que, durante la campaña, "siempre hay cosas que corregir", pero la dificultad ha sido "revertir o abrir el campo de visión en una contienda extremadamente polarizada".

Explica que "propusimos una hoja de ruta con un giro social y una respuesta democrática a la crisis planetada entre Cataluña y España con la perspectiva de un referéndum, pero la ciudadanía no ha avalado esa apuesta".

Por otro lado, bromea con que "estamos casi a punto de sufrir una crisis de identidad", ya que desde la derecha les sitúan en la izquierda y viceversa. Por ello, apunta que "nos situamos en la defensa del derecho a decidir, que los catalanes en un referéndum acordado manifiesten su posición respecto a la situacón con España".

No obstante, afirma que "estamos en contra de un gesto unilateral", y cree que su posición es la que más adelante se verá que es "la más sensata" y "la perspectiva de referéndum aparecerá".

Afirma que "estaríamos dispuestos a llegar a la propuesta de un Gobierno de alizanza de fuerzas de izquierdas, pero los resultados no nos dejan en una posicón buena para liderar eso actualemnete". Asimismo, sostiene que ahora Junts pel Sí le toca gobernar, y se pregunta cómo lo harán, porque "estamos en una situación complicada y fragmentada".

Publicidad