A escasas horas de la constitución de los 8.122 ayuntamientos españoles, quedan pocas incógnitas por resolver en las capitales de provincia, en las que los socialistas y populares prácticamente empatan y en las que entran con fuerza las candidaturas de unidad popular.

En la víspera de la elección de los nuevos alcaldes se han resuelto algunas de las principales dudas. Las marcas apoyadas por Podemos gobernarán finalmente Cádiz y Zaragoza, que se suman a Madrid, Barcelona, A Coruña y Santiago de Compostela.

Además, Somos, PSOE e IU han cerrado un acuerdo programático para Oviedo a la espera de la decisión de la Federación Socialista Asturiana (FSA) de apoyar o no la investidura de la cabeza de lista de la candidatura impulsada por Podemos. En Gijón, el acuerdo entre Podemos y el PSOE no ha sido posible, por lo que la ciudad quedará en manos de Foro Asturias.

No están cerrados los acuerdos que darían al PP las alcaldías de Burgos, Guadalajara o Murcia, con los que los populares aspiran a gobernar 18 o 19 capitales, por 16 de los socialistas.

Curiosa es la situación en Palma de Mallorca. Gobernarán 2 años el PSOE y otros dos, el partido de los verdes MES. La portavocía será durante toda la legislatura la marca de Podemos.

En Sevilla se ha vivido una extraña situación. El PSOE y Podemos firman el acuerdo, pero cuando el socialista Juan Espadas - que será el nuevo alcalde-  tiende la mano a la candidata de Participa Sevilla,  ella no se la da.

Además, el PNV gobernará las tres capitales vascas después de que aceptara la propuesta de EH Bildu para que el candidato nacionalista Gorka Urtaran arrebate la Alcaldía al popular Javier Maroto, ya que contará con el apoyo de la coalición abertzale y del PSE, con quien pretende compartir gobierno.

Por otra parte, Compromís se hará con la Alcaldía de Valencia en manos de Joan Ribó; Coalición Canaria con la de Santa Cruz de Tenerife, EH Bildu con la de Pamplona, CiU con la de Girona e IU con la de Zamora.