El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

Publicidad

SEÑALA QUE EL ELECTORAL DEL PP ES "MUY EXIGENTE"

Fernández Díaz reconoce que los casos de corrupción les han pasado factura en las elecciones

El ministro del Interior ha reconocido que los casos de corrupción que han salpicado los últimos meses al Partido Popular les han pasado factura en las municipales y autonómicas pese a haber adoptado medidas para que estos comportamientos no se repitan. "Es evidente que hemos perdido votos con respeto a 2011, pero también hemos ganado las elecciones", ha subrayado.

EFE | Madrid
| 26.05.2015 12:18

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido que los casos de corrupción han pasado factura en las elecciones municipales y autonómicas al PP, cuyo electorado "es muy exigente", a pesar de haber adoptado medidas para que estos comportamiento no se repitan.

Tras visitar el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras con su homólogo mauritano, Mohamed Ould Ahmed, el titular de Interior se ha referido en declaraciones a los periodistas a los resultados de los comicios celebrados el domingo.

"Es evidente que hemos perdido votos con respecto a 2011 pero también hemos ganado las elecciones", ha subrayado Fernández Díaz, antes de recordar que el PP ha obtenido en las municipales algo más del 27% de los votos mientras que el PSOE ha logrado el 25% y que en las 13 autonomías que celebraban comicios su partido ha conseguido 3,9 millones de papeletas frente a las 3,1 millones de los socialistas.

Preguntado sobre si los casos de corrupción en el seno del PP han pasado factura al PP en las elecciones, el ministro ha respondido que "sin duda" y ha señalado que el electorado del partido es "muy exigente". No obstante, ha recordado que se han tomado las medidas para que esos casos no se vuelvan a reproducir en el futuro y que esas personas afectadas en algún caso de corrupción ya no forman parte de las filas del PP.

"Toda elección es un examen. Nos hemos examinado ante los ciudadanos que son los que tienen que tienen la última palabra. Ya hemos tomado nota y vamos a seguir trabajando con más ilusión y convicción si cabe", ha enfatizado el ministro, que ha coincidido con la apuesta del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de reforzar las políticas de cercanía y proximidad.