Cristiano Ronaldo celebra un gol ante el PSG

Publicidad

IDA OCTAVOS CHAMPIONS | REAL MADRID 3-1 PSG

El Real Madrid se viste con su traje de Champions para ganar al PSG y encarrilar su pase a cuartos

El Real Madrid ha mostrado su versión europea ante el PSG en el Santiago Bernabéu. Los blancos han derrotado por 3-1 a los parisinos en la ida de los octavos de final de la Champions League en un partido con remontada incluida y con dos goles de Cristiano y uno de Marcelo. Rabiot hizo el tanto que da esperanzas a los de Emery.

Jorge Bautista | Madrid
| 08.02.2018 13:55

La grandeza no se compra. Ni tan siquiera tiene precio. La grandeza se lleva consigo, o directamente no se lleva. Se tiene en la historia. En el escudo. En la tradición. Y en la fe. En la creencia. En el alma. En saber que se puede ganar todo en cualquier circunstancia. El Real Madrid la tiene, la lleva en su ADN, y cuando toca Champions League se pone su mejor traje. Llegaba el PSG, el gran PSG, pero el PSG empequeñeció ante un rival que no necesitó más que una serie de chispazos para poner con 3-1 tierra de por medio. Así es el Real Madrid. Así es un equipo grande.

Como un tiro salió el Real Madrid. Espoleado por el ambiente, por el rival. Espoleado por una afición que cree. Que cree en su equipo y en hacer historia. Los blancos sabían qué debían hacer. Y lo que debían hacer era atemorizar a un PSG engrandecido por su Liga y por la 'MCN'. Para ello nada mejor que un gol tempranero, y no estuvieron lejos de hacerlo.

Había ruido en el Bernabéu. Había la opción de que el PSG recordara que en Europa, en Champions, nada. Pero este PSG, a diferencia del que estuvo en el Camp Nou y dinamitó un 4-0, es otro. Más maduro, sabedor del tiempo y del tempo de los partidos. Y con Neymar. El brasileño sí sabe ganar en la élite europea, y fue él quien buscó las cosquillas a Nacho por velocidad y por desborde.

Pero Ney pecó de querer hacer todo él. Individualista, demasiado. No viendo a compañeros, como Mbappé, que estaban mejor posicionados que él para batir a Navas. Al final le batieron, como casi cada equipo que pisa el Bernabéu, gracias a una acción de Kylian por la derecha que acabó con Rabiot, completamente solo, en el corazón del área. Gol, y felices momentos en un PSG que cerca estuvo del segundo con un tiro de Cavani.

Eran buenos momentos para un equipo que se había librado momentos antes de un gol de Cristiano. Areola sacó la cara por su equipo, literalmente, para evitar el tanto del luso. No pudo hacerlo al final del primer acto, cuando Lo Celso hizo un inocente penalti a Kroos. Ronaldo, en una de sus mejores facetas, anotó la pena máxima y puso la igualada antes del paso por vestuarios.

Salió Cavani del mismo, aunque no por mucho tiempo. Emery, buscando dar un golpe de efecto, retiró al uruguayo para sacar a Meunier. Arriba, Mbappé y Neymar, con Dani Alves por el medio por la derecha. Generó el PSG, pero por la izquierda, y cerca estuvo el que fuera lateral del Barça de aprovechar un centro chut de Yuri... pero lo que llegó fue el segundo de Cristiano.

Asensio se hizo con la bola en la banda izquierda para ponérsela a Cristiano. Despejó Kimpembe, entorpecido por el luso, y el cuero le cayó a Modric. El balear, otra vez, la puso en el área y Areola despejó como pudo, para que el portugués, con la rodilla, volviera a llevar el júbilo al Bernabéu.

Y ahí volvió el PSG del Camp Nou. El PSG timorato, miedoso y con todo que perder. Volvió a ser ese equipo, y eso no hay petrodólares que lo solucione. Recibieron el tercero, con una jugada larga del Real Madrid por la izquierda que no supieron parar. Marcelo, con no se sabe bien qué, batió a Areola por tercera vez para poner tierra de por medio ante un rival que, por más nombres que junte, sigue sin mostrar grandeza en Europa.

El Real Madrid sí la muestra. La muestra siempre. Por peor que se den las cosas, por más empates ante el Levante, por más derrotas contra el Leganés, la Champions es la Champions. Y en la Champions no hay equipo más grande que el que dirige Zinedine Zidane. Mucho tiene que aprender el PSG.

Publicidad

Entrevista a Mr Chip

Mr Chip: "Más probabilidades que este año de que haya una final española es imposible"

Chelsea, Bayern de Múnich y Atlético de Madrid son sus tres favoritos para alzarse con el título. Además, opina que el conjunto de Simeone es el equipo que mejor se ha reforzado.

Alexis Martín Tamayo, 'Mr Chip'

"Nunca un equipo ha ganado la Champions tras empezar con derrota"

El Real Madrid siempre ganó el primer partido de Liga de Campeones cuando jugó en casa. Gameiro lanzó dos penaltis en cuatro minutos, algo que nunca había sucedido. Messi es el jugador más joven en la historia de la Liga de Campeones en alcanzar los 100 partidos. El Valencia empieza perdiendo en su debut en Champions por primera vez en Mestalla. Griezmann logró el doblete más madrugador en la historia de la Champions. Esto y mucho más en 'Mr Chip Total'.