El hijo pequeño de Tamara Gorro y Ezequiel Garay, Antonio, ha sido ingresado de urgencia después de que los doctores descubriesen unas pequeñas manchas blancas en sus pulmones, y así lo revelaba la influencer a través de sus redes sociales: "Ayer tuvimos que venir corriendo porque me llamaron a las ocho de la tarde diciéndome que mi hijo estaba hospitalizado. Tengo la mente bastante aturdida. Como comprenderéis, no quiero decir diagnóstico ni nada hasta que no pueda hablar con los doctores".

A pesar de no querer revelar el diagnóstico del pequeño de dos años en un primer momento, horas más tarde, la colaboradora de televisión comunicaba a toda su "familia virtual" que el pequeño sufre una neumonía bilateral: "Esto lleva un proceso y hay que corroborar diagnósticos. Pero en principio habían visto unas manchitas blancas en el pulmón y después de muchas pruebas me han confirmado que lo que tiene es una neumonía bilateral. Dentro de la gravedad no es nada más o tienen en aislamiento preventivo y es un coñazo porque les ves sufrir... Es hora de darle muchos mimos, mucho cariño".

Y es que parece que la influencer no levanta cabeza con los hospitales, si hace unos días era su marido el que se sometía a una operación por su grave lesión de rodilla, ahora es el hijo del matrimonio el que se encuentra hospitalizado en Valencia por una neumonía bilatera, ¡fuerza familia!

Ahora que está más tranquila, Tamara Gorro ha publicado un nuevo post donde comunica a todos sus seguidores su conclusión acerca de estas semanas tan intensas: "Mirad familia virtual, desde mi casa temporal he llegado a una conclusión. He recibido miles de mensajes mostrando un cariño tremendo y con resultado porque me subís el ánimo. Muchos de esos mensajes coinciden en algo: ¿De dónde sacas las fuerzas Tami? Os respondo: pongo la mano en el fuego y no me equivoco de que todos vosotros en una situación así, tendríais la misma fuerza, porque en situaciones complicadas, esa fortaleza quizá desconocida sale de manera inconsciente y luchas porque todo esté perfecto. Somos exactamente iguales tesoros, sois unos auténticos luchadores de la vida, lo que pasa que se muestra en las adversidades y hasta el momento uno no se da cuenta. Y ¿sabéis lo que pienso en estos momentos? Que soy una afortunada, porque gracias a dios, la salud de mi hijo y mi marido están bajo control. Y por desgracia hay otras familias/personas que no tienen la misma suerte. Por lo tanto, CERO lamentaciones y a seguir tirando del carro".

Seguro que te interesa...

La foto más sensual de Tamara Gorro en la bañera tras una noche romántica con Ezequiel Garay