Suri Cruise y Katie Holmes son el vivo reflejo de una perfecta relación entre madre e hija, y es que ambas forman un equipo inseparable. Alejada de su padre, Tom Cruise, al que ve muy poco desde que él y Katie se separaran, la pequeña ha encontrado en su madre el reflejo perfecto para convertirse en la preciosa jovencita que es hoy en día.

De hecho, es increíble el tremendo parecido físico que ambas guardan, aunque son innegables también los rasgos que la niña ha adquirido de su guapísimo padre. Por ejemplo, sus grandes y bonitos ojos y una impresionante sonrisa.

Según ha informado una fuente al portal Hollywood Life: "Katie lo ha hecho muy bien con la crianza de Suri, ya que le ha proporcionado un entorno estable. Suri es su prioridad número uno sin importar lo que pase, y a pesar de la ausencia de su padre en muchas ocasiones, ella ha crecido muy feliz".

Así en las últimas imágenes que se han captado de madre e hija, se las puede de lo más relajadas y sonrientes paseando por Nueva York tras haber disfrutado de una clase de yoga, otra de las pasiones que ambas comparten. No cabe duda de que a su corta edad, 13 años, la pequeña se ha convertido ya en toda una influencer que marca tendencia y viste a la última, aunque además de vestir muy bien, también ha heredado el gran desparpajo y simpatía de Tom. Algo que podíamos comprobar al verla saludando a la gente que la reconocía al pasar por la calle. ¡Dale arriba al play para ver las imágenes!

Seguro que te interesa...

Nicole Kidman habla de la supuesta mala relación de Tom Cruise con sus hijos